El apetito del Gobierno por el INE

La divisa del poder
Por: Adrián Trejo
Correo: [email protected] // Twitter: @adriantrejo

El Instituto Nacional Electoral (INE) y su presidente, Lorenzo Córdova Vianello, son víctimas de una campaña sistemática en redes acusándolos, a la institución y al consejero, de corrupción.

Nadie de los que rabiosamente los señalan en las redes ha presentado una prueba de la supuesta corrupción.

El INE, al igual que el resto de los organismos autónomos, ha sufrido el embate del Gobierno de la 4T y sus personeros.

Particularmente el INE, desde que Córdova defendió los salarios de los consejeros y la autonomía del Instituto.

En la Cámara de Diputados existen por lo menos una decena de iniciativas en contra de la autonomía del INE; desde que la Cámara designe cada tres años al presidente del organismo hasta la desaparición de las OPLE’s, que son las responsables de coordinar y supervisar las elecciones en los estados.

En días recientes ha habido dos desencuentros entre el Gobierno -y sus voceros- con Córdova.

El primero fue la negativa del consejero presidente de ceder a la Secretaría de Gobernación el padrón electoral que contiene todos los datos personales de casi 90 millones de mexicanos para la elaboración de una cédula de identidad.

Por ley esos datos están en custodia del INE y no pueden ser traspasados.

La negativa, fundamentada en la ley, fue utilizada para promover una campaña en redes en contra.

El argumento era que el padrón se podría conseguir en Tepito por 15 mil pesos.

Bien, la Secretaría de Gobernación podría conseguirlo ahí o pedírselo al PT, que fue el partido que “perdió’’ el padrón que luego se vendía por Internet.

El segundo fue la ratificación, por cuatro años más, de Edmundo Jacobo Molina, como secretario ejecutivo del INE, en hecho que se adelantó ante la certeza de que los cuatro nuevos consejeros que deberán ser nombrados en abril respondan a los intereses de Morena, como lo hace desde ya el presunto consejero ciudadano José Roberto Ruiz Saldaña.

Tanto Córdova como el INE en su conjunto han resistido hasta ahora la tumultuaria agresión sin pruebas.

¿Cuáles son los actos de corrupción del consejero presidente y el INE? Si existe, ¿por qué no se hacen públicos? ¿O no hay y todo es grilla para hacerse del control del organismo?

****

El próximo miércoles los senadores de las Comisiones de Justicia y Puntos Constitucionales, así como los coordinadores de las fracciones, acudirán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para conocer las iniciativas de reforma al Poder Judicial.

Estas fueron redactadas por los ministros, con una participación del Senado, pero fundamentalmente son los cambios que la propia Corte propone para evitar actos de corrupción y nepotismo, entre otros males.

El evento no deja de tener su importancia, porque precisamente en los últimos días hemos atestiguado decisiones de jueces por lo menos sospechosas, que ponen en entredicho la parcialidad y la ética de los juzgadores.

La liberación de la pareja sentimental del “Marro’’, jefe del Cártel de Santa Rosa de Lima, con el argumento de que su detención fue ilegal debido a que la orden de cateo era para una casa distinta.

La otra fue la liberación del “Lunares’’, jefe del Cártel de Tepito, por “inconsistencias’’ en la hora y el lugar en el informe de su captura.

A ver qué tanto quiere corregirse la Corte.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

No Comments Yet

Comments are closed