Columnistas HomeOpinion Opinión

El operador clave

Indebidos Procesos
Por Omar Sánchez Tagle
Correo: [email protected] // Twitter: @osdtagle

El Gobierno de la Ciudad de México ha sido discreto y certero en las investigaciones que lleva contra ex funcionarios de la administración del ex jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera.

La semana pasada se anunció que existe una orden de aprehensión contra Miguel Ángel Vásquez Reyes a quien se le identifica como el hombre clave en la administración pasada, pues no solo controlaba el personal sino también los recursos financieros de la ciudad.

Vásquez Reyes es un hombre que fue funcionario público durante 18 años, inició como chofer de Victorio Montalvo, quien fuera director general de Administración y Desarrollo de Personal, en la época de Andrés Manuel López Obrador, y llegó a convertirse en el jefe de oficina de José Ramón Amieva.
Tras conocerse la orden de aprehensión, Miguel Ángel Mancera señaló que este funcionario no trabajó durante su administración, sin embargo, Miguel Ángel Vásquez manejo un presupuesto de 82 mil millones de pesos y tenía bajo su control la política laboral y la nómina de los más de 300 mil trabajadores, pues fue el subsecretario de finanzas.

Destaca que durante la emergencia por el sismo del 19 de septiembre de 2017 Vásquez dispuso, sólo para su oficina, de un staff conformado por directores generales, directores de área, subdirectores, jefes de Unidad, secretaria particular (70 puestos en total) que le costó al Gobierno de la ciudad más de cincuenta millones de pesos.
Por lo que ordenó al secretario de Finanzas quitar presupuesto a otras secretarías para darle suficiencia a la creación de su estructura, en la que colocó a sus familiares, según refiere la indagatoria del actual Gobierno capitalino.
El actual subsecretario de capital humano informó que dentro de sus investigaciones detectó que en el último semestre de 2018 se crearon al menos 58 plazas laborales, que eran ocupadas por familiares o conocidos de Vásquez Reyes.
Uno más de los casos que se está investigando y dónde se dice que saldría involucrado Miguel Ángel Vázquez es justo cuando el Gobierno de la Ciudad de México otorgó en 2018 un contrato por adjudicación directa a una empresa fantasma para realizar labores de contaduría.

A cambio de una semana de trabajo de JJ Accounting and Legal Matters, la administración capitalina pagó más de 400 millones de pesos. La empresa fue contratada para realizar el papeleo necesario que le permitiera al Gobierno capitalino solicitar a la Secretaría de Hacienda la devolución de mil 750 millones de pesos, por concepto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) retenido a los trabajadores del Gobierno de la ciudad en el ejercicio fiscal 2017.

Dicho papeleo fue realizado por la empresa en un periodo que va del 19 al 25 de mayo, trabajo por el cual la Secretaría de Finanzas capitalina y 27 funcionarios más aprobaron que la empresa obtuviera como pago el 20% de la cifra reclamada, es decir, un total de 406 millones de pesos. Dinero que, por cierto, la Secretaría de Hacienda ya había regresado meses antes al Gobierno capitalino.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.