Época de pretemporada

El Micrófono De Sarmiento
Por Raúl Sarmiento
Twitter: @raulsarmiento

El futbol en México volvió, la pelota esta rodando nuevamente con la pretemporada, que en esta oportunidad no solamente es para los equipos, esta ocasión sirve para todos los que están dentro del balompié profesional para ir regresando y adecuándose a esta nueva época, que nos presenta grandes retos.

La pretemporada como tal, es una fase del entrenamiento, solo eso. Con el tiempo se perfecciona, con la intención de que los jugadores tengan una base física para soportar toda una temporada en buenas condiciones.

Buscando que con esta base se pueda tener una curva de rendimiento que permita llegar en el mejor momento del deportista a las conclusiones de las competencias.

Sus formas han cambiado con el desarrollo de la especialidad de la preparación física. Hace ya varias décadas eran trabajos muy intensos en los lugares de entrenamiento, luego se pasó a los trabajos de montaña, con carreras de gran distancia para buscar una gran resistencia y oxigenación.

Se pasó luego a la combinación con los trabajos de playa, muchas veces la pelota no intervenía hasta el regreso a los campos de entrenamiento y se hablaba mucho de la dureza que se tenía con la esférica, por ello se buscaban los juegos de pretemporada y así iniciar mejor las competencias y el desarrollo paulatino del rendimiento.

Pero las necesidades económicas, llevaron a las variaciones y aquellos desgastantes trabajos han cambiado con los grandes equipos europeos que ahora viajan y juegan muchos partidos y torneos de pretemporada con mucho gimnasio y mucho trabajo con pelota.

En México las pretemporadas también han cambiado, adecuándose a los torneos cortos. Pero sea como sea, es esta etapa básica para el futuro de los equipos ya en la competencia oficial.

Pues bien, lo que estamos viviendo por la pandemia fue un giro total casi en todo el mundo, porque el regresar a las canchas luego 100 días de interrupción de los campeonatos fue algo nunca visto.

En Europa se regreso con trabajos individuales a grupales, con mucho balón para buscar ritmo y distancia, de hecho sin partidos de pretemporada y esto se ha notado porque se han tardado los equipos en tomar el nivel que les conocíamos, la calidad individual hace diferencia, pero hay poco juego de conjunto.

En México se siguió el mismo esquema, Cruz Azul y Atlas tomaron alguna diferencia con concentraciones, el primero en el estado de Querétaro y el segundo en Playa del Carmen. No se cuánto realmente les vaya a beneficiar este tipo de trabajos, solo el tiempo lo dirá.

Pero hay una diferencia, en nuestro país se están jugando partidos de pretemporada, hay dos torneos que pone en acción a 12 equipos involucrados, veremos si por ahí se anuncian más torneos o simples partidos, que pueden ser incluso de tres tiempos para ver en acción a los planteles completos, esto no es nuevo, así se hace desde hace muchos años.

En estos juegos siempre se utilizan a los chavos más adelantados en fuerzas básicas, como su inicio en trabajos de primer equipo y motivación en su desarrollo, lamentablemente, muy probablemente no los veamos muy seguido en la primera división y si como parte de un plantel de competencia interna, esperando dar el salto, de acuerdo al desarrollo de sus cualidades.

Así que veamos con gusto el regreso, analicemos cómo evolucionan los planteles, conozcamos a los novatos, la adaptación de las contrataciones, como es el fútbol sin público, pero esperemos para enjuiciar, el riesgo al error en cuanto al juego, los novatos, las figuras y los técnicos en esta etapa es muy grande.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

No Comments Yet

Comments are closed