Faltan medidas “sanitarias” para la economía

Los numeritos
Por: Enrique Campos
Twitter: @campossuarez

Ya tiene varios meses que nos podemos olvidar de la posibilidad de que este año el Producto Interno Bruto pueda crecer al 2%, tal como está considerado en el paquete económico de este año.

Pero también, podemos ya ir descartando la posibilidad de que la economía mexicana alcance el 1% de crecimiento.

Al estancamiento económico que ya padecía este país, producto de las malas decisiones de Gobierno durante el primer año de esta administración, hay que sumarle una calamidad que sí es importada: la incertidumbre sobre los efectos en la salud pública mundial que puede generar el coronavirus Covid-19.

Mientras no haya una solución médica para dejar de temer a esta nueva cepa viral, el mundo entero mantendrá este nivel de pánico que se refleja en las actividades económicas.

Las medidas paliativas que empiezan a tomar las economías más desarrolladas en materia económica podrán ser efectivas en la medida en que se pueda encontrar ese tratamiento terapéutico que controle el Covid-19.

Pero lo primero que hay que hacer para buscar suavizar los efectos de esta enfermedad en la economía es aceptar que tiene una afectación inevitable.

Negar la depreciación del peso y negar el impacto económico en México de esta enfermedad mundial es un paso más en el mismo camino seguido hasta ahora de permitir que la economía mexicana se mantenga estancada.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revisó a la baja la estimación de crecimiento del mundo entero y como México sigue en este mismo planeta, pues también hay una baja para las expectativas de este país.

No parece haber una intención de ser parte de un complot conservador contra la popularidad del presidente mexicano en el hecho de que la OCDE redujera la estimación de crecimiento mundial de 2.9% a 2.4%. Es inevitable ver los efectos del Covid-19 en el desempeño económico, particularmente en ese motor global que es China.

Y para México, que se mantiene en un estancamiento económico auto infringido por las malas políticas públicas, la revisión pasó de una esperanza de crecimiento del Producto Interno Bruto este año de 1.2% a una expectativa de 0.7%.

Los analistas que mensualmente consulta el Banco de México también redujeron su expectativa de 1% a 0.9% y destacaron que la mayoría de los lastres que impiden crecer más son factores meramente internos.

En las conferencias mañaneras nos dan constantemente clases de asepsia, nos des invitaron a mantener la estrategia de seguridad de los abrazos, nos enseñan el estornudo de etiqueta y en los medios afines a la 4T ya es difícil conseguir cifras de los contagios en el mundo.

Pero poco nos dicen de las medidas económicas y financieras que están tomando para evitar agravar la enfermedad económica en la que solitos nos metimos.

Si la estrategia sigue siendo la negación, la falta de corrección en las expectativas de ingreso y gasto y el no-pasa-nada, seguro que el contagio económico será mucho más grave que el número de casos que oficialmente se confirmen del Covid-19 en México.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

No Comments Yet

Comments are closed