Sembrando dudas…

La divisa del poder
Por: Adrián Trejo
Correo: [email protected] // Twitter: @adriantrejo

A ver a ver, no se hagan bolas.

La renuncia del ex subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría del Bienestar, Javier May Rodríguez, no ocurrió por la silbatina del domingo en Macuspana, en un evento presidido por López Obrador.

May Rodríguez, quien tenía dentro de sus atribuciones la responsabilidad de uno de los programas estelares del Gobierno de la 4T, “Sembrando Vida’’, renunció porque la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, le abrogó dicha encomienda.

El asunto es muy sencillo.

Sembrando Vida es un programa con el que López Obrador pretende estimular la agricultura para consumo propio a la vez que sembrar millones de árboles frutales y maderables.

Los campesinos interesados deben disponer de 2.5 hectáreas para ser parte del programa, que les reditúa un jornal de 5,000 pesos mensuales.

El caso es que en el 2019, el programa apenas cumplió el 14% de su meta programada, que era sembrar 500 millones de árboles.

Solo se sembraron 36 millones a pesar de que se contó con un presupuesto nada despreciable de 13,472 millones de pesos.

Para este 2020, el presupuesto para el programa es de 28,000 millones de pesos, más del doble, porque la meta es de sembrar ¡mil millones! de árboles frutales y maderables, pese que los viveros de la Secretaría de la Defensa Nacional, de donde se obtienen, tendría capacidad para proveer el 20% de las plantas requeridas.
El programa carece de reglas de operación, que debían haber estado disponibles el 28 de febrero y por eso este año no ha comenzado a ejercerse el presupuesto a pesar de que ya pasaron dos meses.

La renuncia del funcionario fue provocada por una mezcla de ineficiencia en el ejercicio del gasto, el incumplimiento de metas y la tardanza en la definición de las reglas de operación, que ha sido el tendón de Aquiles de todos los programas sociales del Gobierno de la 4T.

Cargar la renuncia a la gritería de Macuspana, no es real; desde el viernes pasado May Rodríguez había dejado de ser el encargado de Sembrando Vida.

***

La renuncia de May Rodríguez debe tener preocupados a los responsables de los otros programas sociales del Gobierno lopezobradorista.

Las becas para estudiantes de preparatoria no les han llegado aún a todos, igual ocurre con las ayudas para minusválidos y para los adultos mayores.

López Obrador lo pudo comprobar cuando preguntó el domingo en su tierra natal si habían recibido sus becas y obtuvo una respuesta dividida.

Y es que en buena medida la popularidad del Presidente y el futuro de Morena en las próximas elecciones depende que de los recursos lleguen a quienes están destinados en los tiempos acordados.

Ojo.

****

¿Cómo está eso de que en Cancún es cuestión de días para que comience la operación del Casino Macao, en la Plaza la Isla?

La pregunta vale porque no hace mucho el propio presidente López Obrador y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, juraron que en esta administración ya no habría permisos federales para la instalación de casinos.

¿Cómo pues se dio la autorización a la empresa “El Palacio de los Números A de CV para operar dicho casino?

¿A poco el subsecretario Ricardo Peralta, el director de Juegos y Sorteos de la Segob, Luis Calvo Reyes y la presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, no escucharon la orden presidencial?

O…

****

La Fundación Colosio del PRI, que preside José Murat, saldrá hoy del ostracismo para ofrecer un foro de análisis que lleva por título “Fortalecimiento de los Partidos Políticos Frente a los Nuevos Desafíos Globales’’.

Participarán, además de Murat, Alejandro Moreno, dirigente del tricolor y Luis Ayala, secretario general de la Internacional Socialista.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

No Comments Yet

Comments are closed