Banxico reduce su tasa de interés a 7%

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) ha decidido disminuir en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 7%.

Según informó la institución a través de un boletín, en la economía mundial se mantienen características de desaceleración, baja inflación, posturas monetarias acomodaticias y menores tasas de interés. Si bien en este entorno las condiciones financieras globales han seguido relajándose, el balance de riesgos para la actividad económica mundial continúa sesgado a la baja

ante la presencia de diversos factores de incertidumbre, incluyendo los efectos del reciente brote de coronavirus.

En este contexto, en las últimas semanas el tipo de cambio se apreció y las tasas de interés de valores gubernamentales en todos sus plazos se redujeron. No obstante, persisten riesgos externos e internos que pudieran afectar el desempeño de los mercados financieros nacionales.

La actividad económica en México se ha mantenido estancada por varios trimestres y con debilidad generalizada en los componentes de la demanda agregada. Así, las condiciones de holgura continuaron ampliándose. Con base en la información más reciente, se anticipa una expansión del PIB para 2020 menor a la publicada en el Informe Trimestral Julio-Septiembre 2019, con un balance de riesgos sesgado a la baja.

REGISTROS

La inflación general anual aumentó de 2.97% a 3.24% entre noviembre de 2019 y enero de 2020, influida principalmente por el incremento del componente no subyacente de 0.98% a 1.81%, mientras que la inflación subyacente pasó de 3.65% a 3.73%.

Esta última resintió los incrementos de precios sujetos al IEPS y continúa mostrando resistencia a disminuir. Las expectativas de inflación general de corto, mediano y largo plazos se han mantenido relativamente estables, si bien en niveles superiores a 3%, y las correspondientes a la inflación subyacente para los mismos plazos aumentaron.

Ante el comportamiento reciente de los factores que inciden en la trayectoria esperada de la inflación, se estima que las inflaciones general y subyacente serán moderadamente superiores a los pronósticos presentados en el último Informe Trimestral. En cuanto a los riesgos para la trayectoria prevista de la inflación, al alza prevalecen: la resistencia a disminuir de la inflación subyacente; aumentos salariales que afecten al mercado laboral y los precios; un posible ajuste cambiario por factores externos o internos; incrementos mayores a lo previsto en los precios agropecuarios, y un deterioro en las finanzas públicas.

A la baja: una apreciación adicional del tipo de cambio; menores precios internacionales de los energéticos por el brote de coronavirus, y una ampliación en las condiciones de holgura. En este contexto, se mantiene incertidumbre en cuanto al balance de riesgos para la trayectoria descrita de la inflación.

Con información de Excelsior

No Comments Yet

Comments are closed