Columnistas Opinión

Las cenizas de José José divididas entre México y Miami

El precio de la Fama
Por: Ana María Alvarado
Twitter: @anamaalvarado

Finalmente salió el acta de defunción de José José, falleció en el Hospital HomeStead y no es un hospicio como se dijo, murió el 28 de septiembre al medio día y desde ese momento se dio la instrucción de que iría a la funeraria Caballero Rivero y sería cremado.

La decisión ya estaba tomada, esto del acuerdo entre los hijos de El Príncipe de la Canción fue un engaño. Ahora hay quienes dicen que José Joel y Marysol buscan publicidad y ser entrevistados en todos los medios de México y Estados Unidos, pero hay que recordar que ellos llegaron a Miami y no tenían información, su media hermana Sara Sosa nunca contestó el teléfono. El plan de Sara Salazar y su hija, siempre fue incinerar el cuerpo de José José y por la presión de los otros hijos y los medios, se detuvo el proceso y les dieron oportunidad de verlo y de despedirse. Pero ayer a las 13 horas, tiempo de México se esfumó José José y quedaron las cenizas tan peleadas, mitad para los mexicanos y mitad para Miami.

Cuando la información no es clara, hay confusión y siempre hay quienes se aprovechan, pero lo único que podían pelear José Joel y Marysol era ver a su padre, despedirse de él y traer sus restos a México para llevar a cabo los homenajes como se lo merece todo un ídolo. Porque en cuestión económica, están fuera desde hace mucho tiempo y si José José en vida cedió todo a las Saras, no habrá nada que hacer y se hará realidad lo que dijo José Joel, quien manifestó que no iban en busca de dinero, o de la herencia, sólo querían ver a su padre y así fue.

Ahora sale a la luz que hay 5 propiedades en Miami con valor de 63 millones de pesos y por eso Sara se apresuró para aislar a su padre y convencerlo de que en sus manos, sus bienes estaría bien custodiados, también era importante sacar de la ecuación a sus hermanas mayores, quienes en el pasado abusaron económicamente de José José y hoy ya nada les pertenece.

Al final, José José ya no estaba en ese cuerpo tan peleado por la familia, de la funeraria al congelador y luego al velorio, surge el rumor que señala que en el homenaje no estaba el cuerpo del cantante, porque el féretro de 24 mil dólares con chapa de oro iba vacío.

Pero lo que cuenta es el trabajo en vida de José José y eso es lo que se queda en el corazón de la gente, aunque el final de sus días estuvieron pintados de dolor, rencor y traiciones, la gente lo recordará por sus canciones y por lo que esos temas significaron dentro de sus vidas.

Después de estas dos semanas, poco a poco, empezaremos a olvidar lo sucedido, porque vendrán otras historias, pero Sara difícilmente podrá hacer una carrera como cantante en México, seguramente muchos quieren entrevistarla, pero las preguntas no le gustarán, así que tendrá que quedarse durante un buen tiempo en silencio, para evitar que alguien la lastime o le haga daño por haber hecho tan difícil: el último adiós para El Príncipe de la Canción.

Hay más…, pero hasta ahí les cuento.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *