Columnistas Opinión

Le niegan visa de trabajo a Ninel Conde

El precio de la Fama
Por: Ana María Alvarado
Twitter: @anamaalvarado

Ludwika Paleta asegura que se dicen muchas cosas que no son ciertas acerca de su marido Emiliano Salinas, una y otra vez, de manera ambigua responde ante los cuestionamientos y confiesa que están muy tranquilos, por supuesto siempre apoyará a su esposo.

La actriz estuvo de vacaciones y aprovechó para estar con sus hijos, la rubia se respalda comentando que la información nadie la corrobora y lo repite como si fuera verdad; tal vez no quiere entrar en detalles porque esto ya no se trata de notas de espectáculos, las acusaciones sobre la supuesta participación de Emiliano en la secta de Keith Raniere ha salido a la luz a través de diversos portales de noticias y agencias serias que han detallado la manera en que Keith trabajaba y la relación laboral que tuvo con Emiliano, quien reconoce que estuvieron asociados para los cursos, pero desconocía sus acciones más allá de las aulas. Sin duda son temas muy delicados y Ludwika hace bien en no involucrarse y fingir que no pasa nada y que ella sigue la vida como si nada sucediera.

Niurka no teme a nadie, por eso muestra su cuerpo a la menor provocación. Había estado muy tranquila, pero regresó a los escándalos, tal vez porque cuando le hace falta publicidad se dedica a causar polémica y dentro del espectáculo son notas que funcionan y entretienen.

Ninel Conde no pudo ir a la gira de Cleopatra metió la pata porque le negaron la visa de trabajo, aunque la cantante cuenta con su visa de turista, no le otorgaron el permiso para viajar con la puesta en escena, así que Cecilia Galliano se quedó al frente. Le solicitaron 15 años de referencias, tanto de sus estados de cuenta como de los viajes realizados durante ese período, así que al no aportar dicha información se quedó fuera del proyecto en la gira por Estados Unidos. Elementos de la producción confiesan que todo fluye con mucha tranquilidad, ya que la presencia de Ninel altera a una que otra actriz y al no haber pique, ni competencia, hay menos altercados.

Ana Bárbara triunfó en el Teatro Metropolitan, le fue tan bien que ya abrieron otra fecha, la cantante todo el tiempo consume música y está con su guitarra, porque eso le cambia el estado de ánimo. Lo mejor que puede pasarle es estar con sus hijos y compartir con ellos cada momento, pero tiene problemas como cualquier persona, por fortuna logró reconciliarse con su padre don Antero y espera que no vuelva a enojarse porque lo ama y le duele cuando está molesto.

¿Mi marido es o se hace? es una puesta en escena con Ramiro Fumazoni y Jessica Mas, quienes se lanzan como productores. Ramiro confiesa que ante la falta de opciones y ausencia de contratos de exclusividad, busca generar trabajo para sus compañeros y por eso desea que haya buenos resultados con esta obra que se presentará los jueves en el Teatro Rafael Solana.

Geraldine Bazán le pidió públicamente a su mami Rosalba Ortíz que ya no dé declaraciones a la prensa de nada relacionado con ella, aseguró que no está enterada de lo que pasa en su vida y le pide que mejor le marque antes de dar una declaración equivocada, así que con esto queda claro que no hay una buena relación entre madre e hija.

Hay más…, pero hasta ahí les cuento.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *