Llama Protección Civil a guardar calma ante el fenómeno natural

Llama Protección Civil a guardar calma ante el fenómeno natural

Llama Protección Civil a guardar calma ante llegada del fenómeno natural, especialmente a la ciudadanía que nunca ha vivido la experiencia de pasar un huracán.

Adrián Martínez Ortega, coordinador estatal de la dependencia, exhortó a no caer en rumores y evitar las compras de pánico, pues el abasto de productos básicos está garantizado.

El funcionario enfatizó que es necesario estar pendiente de los reportes oficiales sobre la evolución de “Delta”, que evolucionó muy rápido, al pasar en 24 horas de una depresión a un huracán.

Insistió en mantenerse informado mediante fuentes de información segura, como el SMN de la Conagua o Protección Civil y no hacer caso a rumores para seguridad de la familia.

“El estado se caracteriza por tener saldo blanco, porque se aplican las medidas correspondientes y de manera oportuna. Lo conveniente es tener una mochila de emergencia, radio de baterías, lámpara de mano, guardar los documentos importantes donde no se puedan mojar, asegurar puertas y ventanas, cerrar fuentes de gas y no olvidar a las mascotas. Benito Juárez, incluso, tiene un refugio para los animales domésticos”, indicó.

También sugirió elaborar un plan familiar, ubicar el refugio más cercano, platicar con todos los integrantes de la familia y, en caso de que tengan que separarse, ponerse de acuerdo dónde podrán reunirse para saber qué hacer.

TE PODRÍA INTERESAR: Vecinos de zonas vulnerables se preparan para recibir al huracán Delta

Llama Protección Civil a guardar calma; sugieren tener agua almacenada para beber y satisfacer necesidades básicas

El funcionario recordó que, a diferencia de 2005, cuando el huracán “Wilma” azotó Cancún, esta vez hay garantía de abasto suficiente de productos de primera necesidad y por eso pidió no caer en compras de pánico, sobre todo ahora que la economía familiar se ha visto afectada por la pandemia.

Eso sí, sugirió tener agua almacenada para beber y satisfacer necesidades básicas, no adquirir alimentos perecederos, sino enlatados para unos cuantos días y, por ningún motivo, salir cuando el ciclón pase, en especial cuando se registre una calma, pues es cuando estará el ojo del huracán encima.

Después de esa relativa quietud que dura poco, mientras se desplaza, vendrán nuevamente los vientos y lluvias fuertes.

“Lo conveniente es estar atento a las recomendaciones de las autoridades correspondientes”, reiteró.

Sugirió no salir a ver qué pasa en otros lugares de la ciudad, pues es peligroso por proyectiles y cables de energía eléctrica que pudieran caer.

Con información de Galu Comunicación

No Comments Yet

Comments are closed