Los retos de la educación

Los retos de la educación

El sector educativo no regresará a las actividades presenciales intempestivamente, por lo que no se tomarán acciones que no estén bien pensadas, medidas y calculadas, afirmó el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán.

Lo anterior, en el marco de la primera sesión ordinaria del Consejo Técnico Escolar (CTE), donde se recordó que el Sistema Educativo Nacional fue el primero en ordenar el distanciamiento social, con la intención de salvaguardar la salud de quienes integran las comunidades escolares.

El funcionario sostuvo que una de las principales consideraciones para retomar las actividades presenciales es que la Secretaría de Salud emita el semáforo epidemiológico en verde en cada entidad, y las autoridades locales definan la apertura de los planteles.

“Esto es algo muy importante, porque hay condiciones muy diferenciadas en todos los estados que no podemos manejar desde la Secretaría de Educación Pública (SEP) a nivel federal”, subrayó.

Moctezuma Barragán resaltó la reingeniería pedagógica que llevó a los docentes a transformar sus hogares en salones de clase, y a la propia Secretaría a adaptarse vertiginosamente para hacer posible la producción de la estrategia de aprendizaje a distancia Aprende en Casa l y ll.

Destacó que la gran familia educativa dio un salto tecnológico y pedagógico sin precedente, por lo que exhortó a los maestros a que, de acuerdo con la filosofía de la Nueva Escuela Mexicana, centren sus esfuerzos en el aprendizaje integral y en el desarrollo emocional de niños y adolescentes.

EL DOBLE RETO DE EDUCAR A DISTANCIA

El ciclo escolar 2020-2021 no sólo supuso un reto para los alumnos y padres de familia, también para los docentes, quienes en muchos casos no sólo deben enfrentar adaptarse a nuevas herramientas y estar para sus alumnos, sino también para sus propios hijos. Este ciclo escolar presenta desventajas para los alumnos que estudian en escuelas públicas al carecer prácticamente de todo para su curso.

Yadira es madre de Leonardo, de 10 años y Patricio de tres; el primero toma clases virtuales de cuarto grado de primaria y el segundo está iniciando educación preescolar. La mamá también tiene el doble reto de dar cuatro horas de clase diarias, pues es maestra de secundaria en una escuela pública.

Dijo que, como mamá, tiene que estar al pendiente de lo que sus hijos necesitan. “A Leonardo su máquina se le empezó a parar, por fortuna pude arreglarlo, pero esos detallitos te empiezan a estresar, porque yo tenía que seguir con las clases, si fue muy estresante”, reconoció.

Como profesora, consideró que la diferencia con las escuelas privadas es en cuanto a contenidos, horarios y materiales, respecto a las públicas -que sólo se basan en las dos horas de clases televisadas- agrandará la brecha educativa.

“Creo que sí se va a incrementar la brecha en aprovechamiento entre escuelas públicas y privadas. Espero que esto cambie, pero sí está muy desfasado”.

MISS LUPITA

Para la maestra Lupita, como le dicen sus alumnos y la conocen los padres de familia, que imparte clases a 15 alumnos en el preescolar de Benito Juárez, además de ser madre de Ruth, que estudia sexto grado de primaria en una escuela particular, al principio del ciclo escolar había mucha participación de los padres de familia.

PODRÍA INTERESARTE: La educación es la clave del progreso: Eugenio Garza Sada

“Al inicio todo bien, su participación era buena; esta semana vi cómo fue bajando esa asistencia y uno de los efectos es el desinterés del alumno al no seguir una rutina diaria de clases, así como al estar frente a ellos de forma virtual el pequeño es más tímido o tiene poca participación, además de que en ocasiones tenga más distracción por parte de la familia que no respeta el espacio cuando el niño está en clases. A esto se suma el no contar con las herramientas de trabajo como lo es una computadora o tablet, en mi caso la mayoría de mis clases lo ven por el celular”.

CONSEJO TÉCNICO

El subsecretario de Educación en la Zona Norte, Carlos Gorocica Moreno, hizo una evaluación del resultado que se obtuvo en la primera reunión extraordinaria del Consejo Técnico Escolar y que permitió al personal docente presentar el primer diagnóstico de cómo van los alumnos.

Destacó que, como principio, para este ciclo a distancia con el programa Aprende en Casa II, se hará un constante trabajo socio-emocional con los alumnos, se revisará la plataforma del programa en marcha y se ajustará con los contenidos de los libros de texto que se reparten en las escuelas.

“Es ajustar objetivos, metas y acciones en el programa de mejora continua para fortalecer y ver qué área se debe trabajar más “, destacó.

Por lo pronto, a más de un mes del inicio del ciclo escolar 2020-2021, con una matrícula de casi 300 mil alumnos, unos 40 mil menos que el ciclo pasado en el nivel básico; alrededor de seis mil estudiantes que migraron de escuelas particulares a públicas, con clases a distancia desde casa, el consenso es que no podrán ser sometidos a exámenes, sino solo a evaluaciones trimestrales con base a las experiencias obtenidas.

Estas evaluaciones y de conocimiento estarán acompañadas por lo que se aprende con las clases a distancia, apoyados por los libros de texto gratuito, que para el caso de los municipios en la zona norte (Tulum, Solidaridad, Cozumel, Puerto Morelos, Isla Mujeres, Benito Juárez y Lázaro Cárdenas), implica la repartición de 1.5 millones de libros, de los cuales se lleva un avance del 97%, y que, de acuerdo al funcionario, será esta semana que inicia cuando se cubra el 100% del objetivo.

No Comments Yet

Comments are closed