Maestro a punto de llorar es apoyado por sus alumnos en una clase virtual

Maestro a punto de llorar es apoyado por sus alumnos en una clase virtual

Un maestro a punto de llorar fue apoyado por sus alumnos en una clase virtual en la que tuvo algunos problemas.
Debido a las medidas de distanciamiento social por la pandemia de coronavirus, el sistema de enseñanza ha tenido que cambiar, haciendo uso obligado de la tecnología para continuar con el ciclo escolar.

Los maestros han tenido que aprender a utilizar nuevas plataformas de enseñanza, pero no ha sido fácil para muchos, pues no todos estaban habituados al uso de las tecnologías.

Quizá ese fue el caso de este profesor, cuyos alumnos lo apoyaron al verlo desencajado, frustrado y a punto de llorar debido a complicaciones durante la clase en línea.

PODRÍA INTERESARTE: En Quintana Roo, nadie se quedará sin recibir educación académica: Carlos Joaquín

MAESTRO A PUNTO DE LLORAR ES APOYADO POR SUS ALUMNOS

En un video que ha trascendido en las redes sociales se observa la solidaridad del grupo de muchachos hacia su profesor.

Él está evidentemente apenado y frustrado porque tuvo problemas al dar su clase virtual, y en respuesta sus alumnos, en lugar de criticarlo o reprocharle, le brindaron su apoyo haciéndole cambiar el semblante.

Trataba de dar su clase en línea y la tecnología le jugó una mala pasada. Entonces sus alumnos le levantaron el ánimo con un enorme gesto de solidaridad que fue compartida por en Twitter en la que se observa que el profesor les si tenían alguna duda o reclamo, puesto que había tenido ciertos problemas al momento de realizar su presentación.
Los pupilos, al ver la cara de frustración de su maestro en la videoconferencia, expresarle su apoyo.

“Nada más decirle que no se angustie, no se preocupe. Nosotros aquí le apoyamos y usted puede subir los videos a drive o como sea que nos mande el link y nosotros le ayudamos para ponerlo”, se escucha decir a una de las participantes

.

El profesor agradeció el apoyo al borde del llanto, evidentemente conmovido por la reacción de los chicos.
“Muchas, muchas gracias. Gracias, estoy al borde del llanto”.

Otro alumno remató: “Además su clase está muy interesante y bonita”. El profesor sonrió.

Con información de Milenio

No Comments Yet

Comments are closed