Científicos descubren una nueva y especial estrella

Científicos descubren una nueva y especial estrella

Una nueva estrella ha sido hallada por un grupo de astrónomos, a unos mil 500 años luz de distancia de la Tierra, con 1,7 veces la masa de nuestro sol. Fue bautizada como HD 74423.

Así lo dio a conocer la revista digital Muy Interesante, que reporta las declaraciones del astrónomo Don Kurtz, de la Universidad de Lancashire Central (Reino Unidos).

“Teóricamente hemos sabido que estrellas como esta deberían existir desde la década de 1980”.

“He estado buscando una estrella como esta durante casi 40 años y ahora finalmente hemos encontrado una”.

Es una estrella de secuencia principal de tipo A, más joven que nuestro Sol.

Según el portal, su extraño comportamiento fue observado primero por científicos que analizaban detalladamente los datos del telescopio espacial de caza de exoplanetas TESS, de la NASA, buscando anomalías.

Inseguros de lo que se trataba recurrieron a astrónomos profesionales, quienes se encontraron con una estrella pulsante con forma de lágrima.

ALGO ESPECIAL

Las variadas pulsaciones de las estrellas no es inusual. Son causadas por ondas que rebotan dentro de ellas, originadas (según se cree) por convección y el campo magnético de la estrella. Lo peculiar en esta es que sólo pulsa en un lado.

Según Simon Murphy, del Instituto de Astronomía de Sydney, lo primero que llamó su atención fue que se trataba de una estrella químicamente extraña.

El también coautor del trabajo publicado por la revista Nature precisa: “Las estrellas como esta suelen ser bastante ricas en metales, pero esta es pobre en metales, por lo que es un tipo raro de estrella caliente”.

Esta característica es definitoria en las estrellas más antiguas, pero la HD74423 se diferencia porque es un tipo de objeto químicamente peculiar conocido como estrella de Lambda Boötis, y se cree que su baja metalicidad es el resultado de que la estrella extraiga gas empobrecido de metal de su entorno más cercano, indica la publicación.

EN FORMA DE LÁGRIMA

Un compañero estelar es la causa de las pulsaciones de marea que han sido observadas en un solo hemisferio: una enana roja que orbita la HD 74423 cada 36 horas (.1.6 días).

Como está cerca de ella, su gravedad ha cambiado su forma pasando de estrella a una lágrima, atrapando las pulsaciones en una sola mitad de la estrella.

“El modo de pulsación en HD 74423 es actualmente único, pero debe haber un tipo de estrellas que tengan sus ejes de pulsación alineados con sus ejes de marea, y este descubrimiento es un impulso para buscar más”, escribieron los autores.

“Esperamos encontrar muchas más estrellas asimétricas ocultas en los datos de TESS”, agregó Saul Rappaport del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Con información de Muy Interesante

No Comments Yet

Comments are closed