Donald Trump está por perder sus marcas en México

Donald Trump está por perder sus marcas en México

Donald Trump está por perder sus marcas registradas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Es dueño del uso de las firmas y logotipo “Trump” y “The Donald J Trump Signature Collection”, registradas ante el organismo mencionado, pero ya expiraron, una desde 2015 y la otra en septiembre de este año.

De no renovar este registro, el presidente podría perder los derechos de estas marcas. Así lo reportó El Universal, en cuyo poder se encuentran documentos que lo confirman.

Según el expediente 1122230, The Donald J Trump Signature Collection venció el 27 de septiembre de este año. Le otorgaba los derechos del nombre para su uso en servicios de hoteles, moteles, restaurantes, bares, cafés y en general, servicios para proveer alimentos y bebidas, así como en vestimenta y calzado.

Los archivos indican que el 27 de septiembre de 2010, el IMPI le entregó por medio de su representante en México, María Teresa Eljure Téllez, los derechos de marca, pero 10 años después ya han expirado.

TE PODRÍA INTERESAR: Trump pretendía atacar Irán la semana pasada

Permiso de uso de marca Trump se perdió hace cinco años

La solicitud para la marca “Trump” fue presentada el 2 de diciembre de 2005 y el título fue otorgado el 16 de marzo de 2007 por un periodo de 10 años. Venció el 2 de diciembre de 2015.

Esta sería usada en hoteles, casas de retiro, renta de instalaciones para acampar, merenderos, albergues turísticos, guarderías, servicios de banquete, renta de sala de reuniones, pensiones infantiles, renta de sillas, mesas, mantelería, renta de construcciones transportables, servicios para proveer alimentos y bebidas.

Empero, la marca “Trump” no se destinaba sólo para el área de servicios y hospedaje, sino también en materiales de construcción, estructuras para techos, maderas y vidrios para construcción, pisos no metálicos, tabiques no metálicos, arcilla, grava, granito, cal, cemento, asfalto, tubos rígidos no metálicos, así como tubos para drenaje no metálicos, puertas no metálicas, entre otros materiales.

En cuanto a su logotipo, el magnate inmobiliario lo registró para comercializar muebles, sillas, ganchos para ropa, camas, muebles de oficina, e incluso, esculturas de marfil.

Dentro del expediente se encuentra una copia que Trump firmó el 14 de diciembre de 2005 para designar a siete abogados: Jaime Delgado Reyes, Arturo David Reyes Lomelín, José Jesús Ortiz López, Enrique Alberto Díaz Mucharraz, Roberto Salgado, Juan Carlos Suárez, Luis Leonardo Sánchez Herrera y a Guillermo Sosa Ruiz, como sus representantes ante el IMPI para que realizaran los trámites necesarios a fin de obtener los derechos de su marca en México.

“Por el presente les otorgo poder general para pleitos y cobranza y los faculto para representarme en cualquier procedimiento contencioso-administrativo, judicial o de jurisdicción voluntaria con cualquier autoridad judicial o administrativa”.

“En este acto también se les autoriza solicitar al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial hacer cuanto fuere necesario ante las autoridades administrativas y judiciales de cualquier orden para el resguardo de mis intereses. Atentamente Donald J. Trump”, dice el documento firmado por el aún presidente de los Estados Unidos.

Por perder la propiedad

El artículo 237 de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial señala que la renovación del registro de una marca deberá solicitarse por el titular, dentro de los seis meses anteriores al vencimiento de su vigencia, recuerda El Universal.

Establece que el IMPI dará trámite a aquellas solicitudes que se presenten dentro de un plazo de seis meses posteriores a la terminación de la vigencia del registro.

“En caso de no cumplir con el requerimiento dentro del plazo señalado, el registro caducará de pleno derecho, sin que se requiera de declaración por parte del instituto”, precisa el IMPI.

Con información de El Universal

No Comments Yet

Comments are closed