Isabel II ha estado a punto de morir, seis veces

Isabel II ha estado a punto de morir, seis veces

Isabel II ha estado a punto de morir, seis veces, a lo largo de sus 94 años de vida, y a pesar de la cantidad de guardias que la cuidan; sin embargo, su fortaleza ha triunfado y ha sabido librarse de seis atentados y dos accidentes.

La primera ocasión fue hace medio siglo, en 1970, durante un royal tour en Australia. El tren en el que viajaban la reina y su esposo, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, de Sydney a Orange, chocó con un gran tronco de madera colocado deliberadamente en medio de las vías.

El objetivo era descarrilar el aparato, que siempre circulaba a alta velocidad; sin embargo, como en esa ocasión la reina iba de pasajera, la máquina avanzó con mayor lentitud, lo que le salvó la vida. Este hecho fue ocultado por vergüenza.

En 1981, un adolescente llamado Marcus Serjeant, de 17 años, disparó seis veces contra la reina cuando esta celebraba su aniversario de reinado. Por fortuna todas las balas fueron de salva y ninguna la hirió.

El tercer atentado ocurrió el 9 de julio de 1982, cuando la monarca estuvo cerca de ser asesinada en su cama, por un pintor desempleado de nombre Michael Fagan, de 32 años; quien logró subir por el desagüe hasta la cámara de Isabel, quien lo entretuvo platicando con él mientras llamaba a su seguridad.

El cuarto atentado fue planeado por cuatro terroristas islámicos que pretendían acuchillarla durante el festival anual de la Legión Real Británica, que celebra el fin de la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, la policía británica logró detener a los agresores, todos de entre 19 y 27 años, por lo que la reina pudo asistir con tranquilidad al evento.

TE PODRÍA INTERESAR: Celebran su 73 aniversario la Reina Isabel y su esposo Felipe

Isabel II ha estado a punto de morir, seis veces; dos fueron casi accidentales

En otra ocasión, en 1994, Isabel II casi muere por el impacto de una pelota de cricket, aunque fue salvada por un guardia de seguridad que se interpuso.

En otra ocasión, estuvo a punto de ser asesinada por uno de sus propios guardias, al que sorprendió cuando ella paseaba sola en el jardín real a las tres de la mañana.

El fiel centinela abordó a una sombra y estuvo a punto de disparar; sin embargo, le pidió al extraño que se reconociera y resultó ser su monarca.

Con información de Agencias

No Comments Yet

Comments are closed