Que la vacuna contra el Covid-19 sea para todos, exige el Papa

Que la vacuna contra el Covid-19 sea para todos, exige el Papa

Que la vacuna contra el Covid-19 sea para todos, exige el Papa; advierte que hay que salir mejores de esta pandemia.

El pontífice reclamó una vacuna universal contra este virus que mantiene el mundo en confinamientos y crisis sanitaria y económica.

Afirmó que no es posible regresar a la normalidad, si lo normal es la injusticia y la degradación del medio ambiente.

Aseguró que el mundo está obligado primero a tratar un gran virus: el de la injusticia social, el de la desigualdad de oportunidades, de la marginación y la falta de protección de los más débiles.

“La pandemia es una crisis. Uno no sale de ella tal como entró: mejor o peor.. debemos salir mejores”.

Así lo dijo el Papa en un agregado improvisado a su discurso durante su audiencia pública semanal.

PODRÍA INTERESARTE: Repunta a 109 contagios de Covid-19 y 25 defunciones en un día

Que la vacuna contra el Covid-19 sea para todos

“Qué triste sería si dieran prioridad para la vacuna contra el covid-19 a los más ricos”, expresó.

Dijo que sería triste si esta vacuna se convirtiera en propiedad de tal o cual nación en lugar de ser universal y para todos.

“También sería escandaloso si toda la ayuda pública en preparación, en su mayor parte con fondos públicos, sirviera para revivir industrias que no ayudan a los pobres o el ambiente”.

“La pandemia ha puesto al desnudo la situación difícil de los pobres y la gran desigualdad que reina en el mundo”, dijo el Papa en su discurso.

El Papa Francisco expresó que el virus, aunque no hace distinciones entre las personas, ha encontrado en su camino devastador, enormes desigualdades y discriminación, y las ha incrementado.

Para él, es indispensable encontrar la cura para un virus tan pequeño pero tan tremendo que ha puesto al mundo entero de rodillas, y también hay que tratar el virus de la injusticia y desigualdad.

“Debemos tratar un gran virus, el de la injusticia social, de la desigualdad de oportunidades, de la marginación y de la falta de protección de los más débiles”.

Indicó que, si bien muchos están ávidos de regresar a la normalidad económica y a sus viejas actividades, “esta normalidad no debe incluir las injusticias sociales ni la degradación del ambiente”.

“Hoy tenemos la posibilidad de construir algo distinto. Por ejemplo, podemos desarrollar una economía de desarrollo integral de los pobres y no de bienestar social”.

Con información de Excelsior.

No Comments Yet

Comments are closed