Rescatan a tres náufragos en Micronesia; escribieron señal de auxilio en la arena

Rescatan a tres náufragos en Micronesia; escribieron señal de auxilio en la arena

Rescatan a tres náufragos en Micronesia, gracias a que ingeniosamente escribieron una señal de auxilio en la arena, que fue vista por tripulantes del helicóptero tigre ARH-90 del ejército australiano, quienes los buscaban.

De acuerdo con el reporte, los hombres desaparecieron en el archipiélago de Micronesia, al este de Filipinas, el 29 de julio, cuando realizaban un viaje de 21 millas entre el atolón de Puluwat y la isla de Pulap, Chuuk, aproximadamente a 400 millas al sureste de Guam.

El 31 de julio, los vigilantes de la Guardia Costera en Guam recibieron el informe e iniciaron la búsqueda, a la que se sumaron rescatistas en aviones australianos y estadounidenses, la Marina Real Australiana, que desvió su buque insignia, el anfibio HMAS Canberra, y el bote patrulla FSS Independence, de Micronesia.

Al día siguiente, cuando una de las tripulaciones aéreas KC-135 de la USAF estaba terminando su búsqueda, el teniente coronel Jason Palmeira-Yen exploró la pequeña isla de Pikelot, a unas 120 millas al oeste de la ruta que llevarían los náufragos. Este es un islote de coral exuberante, deshabitado y conocido por su abundante vida silvestre.

PODRÍA INTERESARTE: ONU hace llamado a los gobiernos para priorizar apertura de centros educativos

Rescatan a tres náufragos en Micronesia; el país es famoso por sus naufragios

Los Estados Federados de Micronseia se definen en gran parte por su gran cantidad de naufragios sumergidos de la Segunda Guerra Mundial, particularmente en Chuuk Lagoon (anteriormente Truk Lagoon).

Estos sitios se han convertido en puntos populares de buceo recreativo y, por lo tanto, representan un activo económico importante para la región.

En la Laguna de Chuuk reposan los restos de más de 60 buques de guerra japoneses destruidos por las fuerzas estadounidenses en 1944.

Aunque las familias japonesas todavía acuden al lugar para presentar sus respetos a las vidas que se perdieron allí, también llegan buzos de todo el mundo para ver una parte de la historia de la Segunda Guerra Mundial a través de una ventana subacuática.

De acuerdo con el fotógrafo subacuático y ávido buceador Brandon Cole,

“bucear implica hacer frente a la tragedia de la guerra. Encontrar pequeños objetos domésticos: un cepillo de dientes, una bota, restos de ropa, me afectó profundamente”, narró.

Con información de Agencias.

No Comments Yet

Comments are closed