Salvan de la extinción a la tortuga más risueña del mundo

Salvan de la extinción a la tortuga más risueña del mundo

Salvan de la extinción a la tortuga más risueña del mundo: la techo birmana o Batagur trivittata, una especie endémica de Myanmar.

Esta especie acuática birmana estaba en peligro de desaparecer, y se encontraba entre las 25 especies de quelonios con el mayor índice de riesgo de extinción, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Se le considera la más risueña del mundo debido a que en su rostro se observa una peculiar sonrisa en la forma de su boca.

Este sonriente reptil se creía extinto en el 2002, sin embargo, ese mismo año fue vista de nuevo gracias al gran trabajo y esfuerzo de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS por sus siglas en inglés)

PODRÍA INTERSARTE: Nueva normalidad perjudica la anidación de tortugas

SALVAN DE LA EXTINCIÓN A LA TORTUGA MÁS RISUEÑA DEL MUNDO

Una de las características de esta bella tortuga techada birmana es que las hembras son mucho más grandes que los machos; éstos tienen colores brillantes durante su época de reproducción.

La tarea de WCS fue dada a conocer en la revista Zootaxa.

“Estuvimos tan cerca de perderlos. Si no hubiéramos intervenido cuando lo hicimos, esta tortuga simplemente se habría ido”, explicó el herpetólogo de la Wildlife Conservation Society, Steven G. Platt.

Este quelonio es la segunda especie de tortuga más amenazada del mundo. Todavía a principios del siglo XX abundaban cientos de ejemplares en la desembocadura del río Irrawaddy, al sur de Yangon, Myanmar.

Sin embargo, a mediados de este siglo la pesca y las técnicas de captura indiscriminada causaban la pérdida de cientos de especímenes, sobre todo porque había una gran sobreexplotación de sus huevos.

Con información de Milenio

No Comments Yet

Comments are closed