Aguakan mantiene altos estándares de calidad en sus procesos

Aguakan, como parte de su labor, cumple y cuenta con altos estándares ambientales durante la prestación de sus servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento. Controlando así, el impacto ambiental que resultan las actividades propias de la gestión del ciclo urbano del agua.

Gracias a su compromiso con el medio ambiente, además de implementar indicadores de desarrollo en gestión ambiental y programas puntuales de responsabilidad social, DHC-Aguakan cuenta con uno de los principales certificados en esta materia, como lo es el Certificado de Calidad Ambiental otorgado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Ésta se refrenda cada dos años y es muestra de la responsabilidad de la empresa para brindar la máxima calidad en los servicios de agua potable, drenaje sanitario y saneamiento, los cuales tienen efectos directos sobre el medio ambiente, por lo que se requiere enfocar los esfuerzos y trabajar de manera permanente en la mejora continua.

Te podría interesar: Mejoran comunidades el voluntariado 2030

Ha trabajado en la aplicación de programas y procesos ambientales

Entre las acciones realizadas para conservar un alto nivel de desempeño y protección ambiental, la concesionaria ha trabajado en la aplicación de programas y procesos ambientales que permiten el control y la gestión oportuna de permisos ambientales, así como en tener claro conocimiento de los requerimientos ambientales a fin de identificar de manera oportuna cambios o la inclusión de nuevos procesos.

Foto por Aguakan

Desde el 2007, Aguakan se adhirió al Programa Nacional de Auditoría Ambiental Voluntaria de la Profepa, demostrando el desempeño y cumplimiento de las actividades y procesos del Sistema del Agua en los municipios donde opera, obteniendo hasta el momento diversos certificados y refrendos en materia de Industria Limpia y Calidad Ambiental, mismo que se encuentra vigente durante este 2020.

Por 13 años consecutivos, la concesionaria ha mantenido el certificado, siendo el más importante a nivel federal, contando con la vigencia de los permisos y autorizaciones ambientales, cumpliendo con los requisitos legales, contractuales y voluntarios en la materia.

Asimismo, al interior de la organización, los responsables de los procesos se muestran con mayor compromiso con el medio ambiente y las obligaciones derivadas de los impactos provocados.

En los últimos años, las exigencias legales en materia ambiental se han incrementado, por lo que al interior de la empresa se trabaja y aplican medidas de control con mayor alcance y responsabilidad.

Es así como Aguakan demuestra nuevamente una gestión responsable del impacto ambiental de sus servicios, empleando tecnologías y procedimientos encaminados a evitar factores de riesgo para el entorno natural y las comunidades de las zonas en Quintana Roo donde opera la concesionaria.

Redacción

No Comments Yet

Comments are closed