Recorte de 69% al Ramo 23 afectará desarrollo regional

Por Ricardo Hernández

CANCÚN, Q. Roo.– El recorte del 69.4% al ramo 23, propuesto en el Programa Económico 2019, impactará en el presupuesto de Egresos de Quintana Roo.

Este tijeretazo fue presentado el fin de semana por el Secretario de Hacienda Carlos Urzúa ante la Cámara de Diputados para su revisión y aprobación.

Dentro del Ramo 23 se eliminaron las partidas para proyectos de desarrollo regional, destinadas a inversión en infraestructura y su equipamiento en beneficio de una zona, y que el año previo contaba con casi 18 mil millones de pesos.

También desaparecieron el Fondo de Capitalidad para la Ciudad de México, que era de unos 2 mil 500 millones de pesos, y el rubro de Programas Regionales, que este año ascendía a 2 mil 858 millones de pesos.

Para 2017, a Quintana Roo se le aprobaron en el Ramo 23 mil 324 millones de pesos, pero en 2018 disminuyó a 246.3 millones de pesos, es decir, tuvo decrecimiento real de 82.2%.

Si bien el área de Programas Regionales no aplica en la entidad, el de Proyectos de Desarrollo Regional sí lo hacía, por ello el estado contó en 2018 con 236.9 millones de pesos invertidos en obras de la construcción de infraestructura en Solidaridad, pavimentación en Bacalar, un domo en Lázaro Cárdenas y ampliación del sistema de abastecimiento de agua potable en algunas localidades de Othón P. Blanco, entre otras.

De aprobarse tal cual como se propuso el Paquete Económico 2019, lo cual es posible porque Morena cuenta con el número necesario de legisladores en la Cámara Baja para hacerlo, este recurso no llegaría más a Quintana Roo.

Tijerazo con fuerza

El recorte del Ramo 23 pasó de 42 mil millones de pesos a casi 13 mil millones de pesos, informó el Centro de Estudio de las Finanzas Públicas (CEFP).

Las participaciones federales serán de aproximadamente 914 mil 496 millones de pesos (Ramo 28); las aportaciones federales, de 788 mil millones de pesos (Ramo 33); convenios de descentralización, 110 mil millones; Protección Social en Salud, 71 mil millones, y 13 mil millones de pesos del Ramo 23.

El total del gasto federalizado con el que contarán las entidades de la República el próximo año es de un billón 897 mil millones de pesos, es decir, un aumento de poco más del 2% con respecto al año previo.

Además de estos montos, las entidades reciben transferencias para la atención de necesidades específicas a través del Ramo 23 “Provisiones Salariales y Económicas”, mejor conocido como el “fondo de los moches”, pues ha sido usado por legisladores federales como herramienta de presión y corrupción a los gobiernos.

El argumento de Urzúa es que se reencausará para proyectos de desarrollo social y se eliminará la discrecionalidad.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.