Alerta escuelas de Quintana Roo por posible legalización de la marihuana

Por Eugenio Pacheco

CHETUMAL, Q. Roo.- La posible legalización de la marihuana que se analiza en el Congreso de la Unión prendió focos rojos en las autoridades de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), que ya buscan estrategias para evitar que se incremente su consumo en escuelas.

En lo que va del presente ciclo escolar, se ha detectado en dos colegios de Chetumal y una de Cancún, a estudiantes que portan y consumen el enervante.

Rafael Pantoja Sánchez, subsecretario de Educación Básica en la entidad, consideró que aun cuando se reformen las leyes y se autorice el uso medicinal y lúdico de la marihuana, será difícil que los menores puedan tener acceso a ella.

Reconoció en días pasados que se han incrementado de manera considerable los casos de menores adictos al alcohol y las drogas, aunque dijo que las cifras no son alarmantes, pero sí es necesario atenderlos.

Destacó que en la capital del estado, durante el período escolar anterior, se registraron tres casos de alumnos de nivel secundaria con problemas de alcoholismo, y uno de drogadicción, por lo que se está trabajando en el tema con los padres de familia y personal de las escuelas.

Pantoja Sánchez indicó que también en Cancún y Playa del Carmen se han focalizado colegios donde se registran incidentes, pero no existe una estadística exacta.

Advirtió que ahora, más que nunca, será necesario que los papás mantengan una estricta supervisión de sus hijos, para vigilar que no incurran en alguna situación irregular o pretendan adquirir este tipo de productos que continuarán prohibidos para los menores, y sobre todo para ingresarlos a los institutos educativos.

El funcionario explicó que entre las características que deben detectar están: los ojos rojos, labios resecos, y el cambio radical de comportamiento, entre otros síntomas que se presentan en las personas que consumen marihuana.

Señaló que de parte de las autoridades educativas, ante la posible legalización de la yerba, preparan un programa de sensibilización dirigido a los padres de familia para evitar que se agrave el consumo de esa droga entre los alumnos.

Además, se trabaja en la implementación de actividades, como es el marco de “Convivencia, prevenir y erradicar los casos de menores estudiantes que caen en alguna adicción”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.