Ropa de paca, un riesgo sanitario para quien lo usa

Por Eugenio Pacheco

Chetumal.- La proliferación de establecimientos comerciales con venta de ropa de “paca”, segunda mano o de bazar en colonias populares y de nueva creación en Chetumal, prendió un foco rojo a las autoridades de salud, quienes consideraron un riesgo entre mediano y alto para quien utiliza estos insumos.

En su oportunidad el subsecretario de salud, Luis Ángel Blanco Márquez, se refirió a esta actividad comercial considerándola como un riesgo para la salud de los usuarios o consumidores.

Explicó que la ropa de paca, cuando es embodegada en los comercios que la desechan lleva un procedimiento químico para evitar que se aniden insectos y hasta alimañas, y que este procedimiento ocurre también cuando eventualmente pasan los paquetes de ropa por la aduana.

En el proceso se utilizan químicos que han sido asociados con enfermedades, desde dermatitis, hasta cáncer de la piel.

Recomendó públicamente evitar este tipo de productos, y advirtió que en caso de que exista alguna denuncia sobre posibles implicaciones o afectaciones a la salud de quienes utilicen este tipo de ropa, podría sancionarse a quien las expenda.

Dijo que el organismo que representa no tiene ninguna injerencia o facultad para actuar de oficio en este tipo de temas, pero se estará pendiente de cualquier afectación a la salud de los chetumaleños.

SE EXTIENDEN

A lo largo de avenidas consideradas comerciales, como la Maxuxac, Chetumal, Constituyentes, Nicolás Bravo y Erick Paolo, se puede observar la apertura de establecimientos que ofrecen ropa a un costo inferior al que en promedio se obtiene en establecimientos dedicados a la venta de vestimenta.

Se trata de ropa usada o en ocasiones nueva, pero con mucho tiempo en bodegas, traída de otros países, principalmente norteamericanos.

En un recorrido por estas tiendas se pudo constatar que las prendas son adquiridas por los comerciantes en “pacas” traídas principalmente de la zona libre de Belice, y que pasa de contrabando.

También se oferta el producto a través de las redes sociales, como el Facebook, lo que ha generado una alta demanda debido a los problemas económicos que existen en esta parte de la entidad.

Son de diferentes tipos y precios, aunque la prenda más cara cuesta entre 120 y 140 pesos, y las más económicas hasta 30 y 40 pesos, cuando se trata de ropa nueva; entre 10 y 30 pesos cuando se trata de ropa ya usada, aunque las de este tipo en su mayoría provienen de familias de esta misma ciudad que las desechan después de un tiempo de uso.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.