Tiburón ballena vuelve a las aguas del Caribe

Tiburón ballena vuelve a las aguas del Caribe

ISLA MUJERES.- Un tiburón ballena ha recorrido 15 mil millas en el océano Atlántico, con paradas en el Caribe y Golfo de México, según datos obtenidos con un rastreador satelital instalado en el ejemplar por Rafael de la Parra, biólogo mexicano.
Se trata de un ejemplar hembra bautizado como Rio Lady, que ha zanjado los mares por unos 24 mil kilómetros, con estancias en zonas como el Caribe Mexicano, donde regresa cada año.

El proyecto es liderado por el biólogo De la Parra, quien junto con otro grupo de científicos monitorean a más de 20 ejemplares de tiburón ballena para entender el comportamiento del pez más grande del mundo, que cada año de mayo a septiembre visita esta región.

El biólogo se ha dedicado en los últimos años a estudiar a estas especies, y tiene planeado estudiar la ruta que siguen en México, pues tiene la hipótesis que se define por el agua dulce que emanan los cenotes a larga distancia de la costa, recién descubiertos.
Hace falta, sin embargo, presupuesto para adquirir las máquinas que monitorearán a los animales, la única especie pelágica que se alimenta de plancton.

El Caribe mexicano cuenta con la Reserva de la Biósfera del Tiburón Ballena, creada desde junio de 2009. Este es uno de los sitios con mayor tránsito de la especie en el país y atractivo para miles de turistas de todo el mundo.

Las autoridades locales y federales han implementado guías y planes de manejo para unas mejores prácticas turísticas que no dañen ni alteren la vida de este animal.
La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) es la encargada de publicar y actualizar, por ejemplo, el Plan de manejo para realizar aprovechamiento no extractivo a través de la observación y nado en la zona de avistamiento de tiburón ballena, ubicada entre Isla Mujeres, Puerto Juárez, Chiquilá e Isla Holbox.

Los retos que enfrenta este animal van desde las malas prácticas en actividades no extractivas o el problema de touroperadores clandestinos, hasta los macro y microplásticos que hay en el mar, pues son ingeridos por estos animales, causando graves daños a la especie.

No Comments Yet

Comments are closed