Conoce a los felinos salvajes de México

PUMA

Conoce a los felinos salvajes de México. Hay seis especies: jaguar, puma, ocelote, yaguarundi, tigrillo y gato montés; todos son famosos por sus ágiles movimientos, dotes cazadoras, mirada hipnotizante hábitos nocturnos y majestuoso porte.

Recibe diario las noticias en tu WhatsApp dando click AQUÍ

Jaguar. Es el felino más grande que habita en el continente americano, apenas más pequeño que los tigres y leones, de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza. Puede medir entre 1.5 y 2.4 metros de largo, aunque los de Mesoamérica son más pequeños que los de Sudamérica. Poseen la mordida más grande entre los felinos: sus dientes son tan poderosos que pueden romper el caparazón de una tortuga. El color de su pelo varía del amarillo al rojizo, aunque el rasgo más esencial es su piel cubierta de manchas de contorno oscuro; en Sudamérica también son comunes los jaguares de color negro.

PODRÍA INTERESARTE: ¡Triste! Ballenas dejan de cantar

Puma. Es conocido también como pantera o león de montaña. Se identifica por su pelaje uniforme en la mayor parte del cuerpo, que puede variar del gris al marrón rojizo, según la Enciclopedia Británica. Otra importante característica es que no posee rugido. Un puma macho puede medir entre 1.8 y 2.4 metros en edad adulta, y su cola es casi tan larga como su cuerpo y cara combinados. Además son grandes atletas, que corren a una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora y saltan hasta 4.6 metros, asegura el sitio web Live Science.

Conoce a los felinos salvajes de México; los cuatro hermanos menores

Ocelote. Mide entre 73 centímetros y un metro de largo, mientras su altura va de 26 a 41centímetros. Su pelaje es casi por completo dorado y en gran parte de su cuerpo posee un complejo patrón moteado, único en cada ejemplar: son manchas negras o marrones con un centro en tono café más claro, que a veces se unen para formar franjas o cadenas completas. Se alimenta de animales pequeños como roedores, aves, anfibios e insectos. No obstante, puede ser presa de anacondas, boas o águilas arpía, según el Zoológico de San Diego. Son quisquillosos para comer, pues remueven todo el pelaje o plumaje de su presa antes de devorarla.

Yaguarundi. Tiene una apariencia muy peculiar y fácilmente identificable, pues su rostro pequeño es más parecido al de una nutria que de un felino. Otra característica distintiva es su gran habilidad para nadar, según la Enciclopedia Británica. Tiene un cuerpo alargado con extremidades cortas, además de una extensa cola. Un adulto mide entre 90 centímetros y 1.3 metros de largo. Su pelaje puede ser café rojizo o gris.

Gato montés. También conocido como lince rojo. Se trata de un felino pequeño, cuyo rostro recuerda al de los gatos domésticos. Su cuerpo puede medir entre 65 centímetros y un metro. Se alimenta de animales pequeños, como roedores y aves, o hasta reptiles y ciervos, de acuerdo con el Zoológico Guadalajara. Su hábitat son los bosques, áreas montañosas y semidesérticas; puede encontrarse desde el sur de Canadá hasta Baja California y el norte de nuestro país.

Tigrillo. Es el felino salvaje más pequeño que habita en México: un ejemplar adulto pesa entre 1.3 y cinco kilos, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). También es el único en nuestro país con adaptaciones para vivir entre los árboles, aunque casi todos son felinos buenos para trepar. Su aspecto es parecido al de un ocelote. Su dorso es café con manchas más oscuras bordeadas en negro.

Con información de Agencia ID.

No Comments Yet

Comments are closed