Familiares demoran hospitalización de pacientes con Covid-19

Suma Quintana Roo nueve muertes y 30 casos positivos de coronavirus en un día

Familiares demoran hospitalización de pacientes con Covid-19, lo cual complica su atención y merma las posibilidades de que sorteen la enfermedad.

Recibe diario las noticias en tu WhatsApp dando click AQUÍ

José N, quien lleva cinco días acudiendo al Hospital General de Zona número 197 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en Texcoco, para visitar a su mamá, asegura que ha presenciado alrededor de 15 ingresos y decesos, la mayoría ocasionados porque los enfermos llegan muy graves.

“Somos muy tontos porque los traemos al hospital hasta que ya están muy graves”, expresó.

Aunque en el nosocomio aún hay disponibilidad de camas, de acuerdo con el personal de seguridad, la atención se complica por la gravedad de los casos que reciben.

PODRÍA INTERESARTE: Emmanuel Macron, presidente de Francia tiene Covid-19

Como ejemplo está un hombre que arribó con dificultades para caminar, que incluso necesitó la ayuda de dos hombres para subirse en la camilla, y que falleció menos de una hora después de su ingreso.

Familiares demoran hospitalización de pacientes con Covid-19; trámites son otro calvario

Los trámites post mortem son otra prueba para los familiares, quienes tienen que cargar con su dolor y errores burocráticos.

Tal es el caso de Geraldine, cuyo hermano falleció ayer por Covid-19 y tuvo que regresar al hospital por inconsistencias en el acta de defunción.

Relató que fue cuestión de minutos para que le notificaran que su familiar había muerto por un paro cardíaco, antecedido por un paro respiratorio causado por la enfermedad.

Cuando vio que a su hermano le faltaba la respiración, ella llamó al número de emergencia, desde donde la comunicaron a su ayuntamiento, Chicoloapan para que le dijeran que no había ambulancias para trasladar a pacientes con Covid-19.

En el DIF de la localidad le informaron que se tendría que desplazar a Texcoco para que lo atendieran, por lo que optaron por el transporte particular, con el temor de que su hermano muriera en el camino.

Sin embargo, mientras muchas personas están enfrentando el dolor de la pérdida o la enfermedad, muchas más continúan con sus actividades normales, con negocios no esenciales abiertos, y con gente apresurada para realizar compras, sin respetar la sana distancia.

Con información de 24 HORAS México.

No Comments Yet

Comments are closed