FGR investiga pederastia con o sin aceptación de Iglesia: Sheinbaum

Las investigaciones de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia católica, de cualquier congregación y grupo, están siendo investigados por la Fiscalía General de la República (FGR), independientemente de que esta institución acepte o no su culpa, afirmó hoy la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

En conferencia de prensa, expresó que es muy bueno que los Legionarios de Cristo acepten los delitos que durante años se les imputaron y aseguró que, con o sin aceptación de la Iglesia, la Fiscalía está tratando varios y les está dando seguimiento.

También te puede interesar: Se elimina el ‘secreto pontificio’ para investigaciones de abuso sexual

Legionarios de Cristo reconocen abusos

La mayoría de los 33 sacerdotes miembros de los Legionarios de Cristo que han cometido abusos “hasta ahora no han sido procesados por diversos motivos, como la situación legal en los diferentes países o los plazos de prescripción”.

Lo anterior según el Informe 1941-2019 sobre el fenómeno del abuso sexual de menores en la Congregación de los Legionarios de Cristo desde su fundación hasta la actualidad, difundido este sábado.

De los 33 sacerdotes, seis fallecieron sin juicio; uno fue condenado, otro (ya removido de la pastoral) está en juicio, mientras que “los demás, hasta ahora, no han sido procesados por diversos motivos, como la situación legal en los diferentes países o los plazos de prescripción”.

Aunado a lo anterior, el entablar un proceso judicial en contra de los curas abusadores se complica, porque de los 33 sacerdotes que los cometieron 14 lo hicieron “mientras ocuparon puestos de autoridad en la congregación”.

Y abunda: “Este hecho ha dificultado mucho y en ocasiones bloqueado las posibilidades de denunciar y sancionar este grave mal. El abuso sexual de menores en la congregación estuvo mezclado con el abuso de poder y de conciencia por parte de algunos que aprovecharon sus puestos para abusar”.

Además, pese a que la congregación dio un paso en la revisión del fenómeno entre 2005 y 2014, admite que “al tener que afrontar el proceso de revisión y reestructuración institucional de la congregación, a nivel internacional no se da igual prioridad y relevancia a los casos de abusos sexuales de menores y, por lo mismo, no siempre se actúa de manera consistente sobre los casos del pasado”.

En tanto, en el ámbito canónico, de los 33, cinco fallecieron sin ser juzgados, 15 fueron sancionados, seis están en curso de ser juzgados, tres están en investigación previa con restricciones cautelares, uno recibió la dispensa de ministerio sin juicio, y tres fueron denunciados cuando ya habían abandonado la congregación.

No Comments Yet

Comments are closed