Irán por la pena máxima vs Mario Marín, luego de auto de formal prisión (Video)

Juez dicta auto de formal prisión contra Mario Marín por tortura (Video)

CANCÚN.- La defensa de Lydia Cacho buscará que se impute a Mario Marín, ex gobernador de Puebla, hasta la máxima pena posible, de 12 años, por su participación en la tortura de la periodista.

En conferencia de prensa, celebrada este miércoles en Cancún, la abogada Aracely Andrade y el equipo de la organización civil Artículo 19, anunciaron que pelearán “ferozmente” para ganar el caso.

Y es que la noche de este 9 de febrero, el Juzgado Segundo de Distrito en Quintana Roo notificó el auto de formal prisión dictado en contra de Mario Marín, detenido el pasado 3 de febrero señalado como autor intelectual en el delito de tortura en contra de la periodista y defensora de derechos humanos Lydia Cacho.

PODRÍA INTERESARTE: Mario Marín no saldrá bajo fianza porque ordenó torturar a Lydia Cacho: abogada

“Esto significa que existen elementos probatorios que la probable responsabilidad del ex gobernador en la comisión de tortura contra Lydia Cacho”, informó la organización.
Luis Knapp, de Artículo 19, mencionó durante la conferencia la relevancia del caso, pues sería el primero en que una autoridad de alto mando será procesada por violaciones a los derechos humanos, en contra de periodista y, aún más, contra una periodista mujer.

A partir de ahora, Lydia Cacho y ARTICLE 19 seguirán defendiendo y robusteciendo las pruebas que hasta ahora fueron recabadas y presentadas por la Fiscalía General de la República (FGR) con la intención de obtener la máxima pena que es de 12 años de prisión por el delito de tortura, conforme a la ley vigente en el momento de los hechos, que es la Ley para Prevenir y Sancionar la Tortura en el Estado de Quintana Roo.

Aracely Andrade, la abogada que ha llevado el caso desde el inicio, detaca que Marín no podrá acceder a ningún beneficio como prisión domiciliaria, por ser delito mayor el que se le imputa, es decir, permanecerá en el Cereso de Cancún hasta que se desahogue el asunto o, en caso de ser solicitado y aprobado por el juez, en algún otro penitenciario.

Con información de Ricardo Hernández

No Comments Yet

Comments are closed