Violencia contra mujeres es mayor en el reinicio de actividades en México

Violencia contra mujeres es mayor en el reinicio de actividades en México

La violencia contra las mujeres es mayor en el reinicio de actividades en México. En junio, cuando reiniciaron algunas actividades para la recuperación económica tras el confinamiento por la pandemia de Covid-19, las agresiones aumentaron.

Así lo dio a conocer el Información sobre Violencia contra las Mujeres del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que indica que el feminicidio, homicidio culposo, lesiones dolosa y/o culposa, secuestro y trata de personas volvieron a tener una tendencia al alza en el primer mes de desconfinamiento.

Precisa que, el homicidio culposo y las lesiones culposas, por ejemplo, alcanzaron su mínimo histórico de víctimas en mayo, pero en junio repuntaron hasta 30%.
En el caso del feminicidio, en abril y mayo hubo 74 víctimas por mes, según las denuncias presentadas ante las fiscalías y procuradurías, y en junio la cifra alcanzó las 99.
Esto es atribuible al aumento de la movilidad del país, luego de la campaña de Sana Distancia a nivel nacional.
Entre abril y mayo fue más difícil presentar una denuncia porque los ministerios públicos trabajaron con menos person
al o incluso las víctimas no podían salir de sus hogares para reportar los hechos, lo que también puede influenciar las estadísticas.

VIOLENCIA CONTRA MUJERES ES MAYOR EN EL REINICIO DE ACTIVIDADES EN MÉXICO

Hay en total 6 mil 49 víctimas de los seis delitos a la alza en junio pasado. La lesión dolosa fue el más reportado, seguido de homicidio culposo, feminicidio, trata de personas y secuestro.
Nancy López, coordinadora del Área de Defensa de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, expuso que en parte, esto ha sido consecuencia de que las medidas (contra el Covid-19) se han ido relajando.

PODRÍA INTERESARTE: Crece 101% la violencia contra la mujer en Yucatán, durante la cuarentena

“Lo cierto es que se ve mayor movimiento en las calles y en consecuencia hay un mayor ánimo social de recuperar actividades, entre ellas, la de denunciar”.
Para la experta, las fiscalías federal y estatales no estaban preparadas para atender una emergencia sanitaria de este tipo y ahora, como consecuencia, podrían enfrentar una acumulación de casos entre los rezagados de la cuarentena y los nuevos que se presenten.

La asesora jurídica del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, Ximena Ugarte, coincidió con Nancy López en que el regreso paulatino a la movilidad social durante junio coincide con el aumento de las denuncias, que pueden crecer aún más con el paso de los meses.

“Con el regreso paulatino a la movilidad social que hemos visto en junio, también estamos retomando la normalidad que ya no queremos, queremos que las cosas cambien porque las cifras muestran que la violencia contra las mujeres no se terminó con la política de Quédate en Casa”.

EN PUERTA, LA VIEJA NORMALIDAD

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, expuso en un conversatorio del Senado el pasado 12 de junio, que la nueva normalidad será feminista o no será, refiriéndose a que luego de la se debía garantizar los derechos de las mujeres.

Según reportó El Universal, a reserva de lo que pueda ocurrir en el resto del año, los datos del primer mes del desconfinamiento no son alentadores.

Las 6 mil 49 víctimas que hubo en junio por los seis delitos que repuntaron se acercaron a las 6 mil 440 que hubo en enero de este año por los mismos ilícitos.

Según las expertas en el tema, esto también se debe a que si bien en la cuarentena disminuyeron las denuncias, no significa que las vulneraciones hacia las mujeres dejaron de ocurrir.

Claudia Deschamps, directora de la Casa Refugio del Pozo de la Vida, indicó: “Los números hay que relacionarlos con varios factores, a lo mejor no hubo denuncias, pero la información que nosotros tenemos es que sí incrementó el delito, sobre todo la búsqueda de explotación sexual de menores y pornografía infantil”

En esto coincidió Nancy López, integrante de la CMDPDH, quien aseveró: “Es claro que la disminución de las denuncias no quiere decir que estos casos no hayan ocurrido, se debe tomar en cuenta que las condiciones para denunciar fueron mucho más complejas. En este contexto estaba el riesgo adicional del traslado, había poco personal en los MP y sobre todo las mujeres estaban resguardadas en casa con sus agresores”.

ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS, EL DESAFÍO

Atender a las víctimas de violencia de género será el desafío más grande para el Gobierno, cuando se retomen las actividades.

Claudia Deschamps dijo que estos últimos meses no han sido sencillos para su equipo y para las personas que atiende, pues aunque hubo comunicación con las fiscalías, no se presentaron avances en las carpetas de investigaciones.

“Ojalá que no olviden que esos archivos y expedientes que tienen en sus escritorios tienen una cara, tienen un rostro y son jóvenes en su mayoría menores de 18 años que merecen tener justicia y una vida diferente”, resaltó.

“Se tendrá que hacer un plan de emergencia y de atención rápida a todas aquellas mujeres que ya van a poder salir. Las fiscalías generales van a tener que acreditar los delitos que correspondan y determinar la responsabilidad de los agresores, ya que creo que en muchos casos ocurridos en estos meses ya no va haber pruebas”, subrayó Ximena Ugarte, también integrante de Justicia, Derechos Humanos y Género.

Con información de El Universal

No Comments Yet

Comments are closed