Participa en el sorteo del SAT por el Buen Fin

Participa en el sorteo del SAT por el Buen Fin

Participa en el sorteo del SAT por el Buen Fin, que busca incentivar el pago electrónico, a través de tarjetas de crédito o débito, en compras físicas o virtuales.

Para participar, las personas físicas deberán hacer compras de al menos 250 pesos en las tiendas que participan, señaló Raquel Buenrostro, jefa del Servicio de Administración Tributaria.

Este año, se rifará una bolsa de 500 millones entre los contribuyentes, de los cuales 400 millones serán repartidos entre los compradores y 100 millones entre los comercios que participan.

Para los compradores, habrá un premio de 250 mil pesos; cinco de 20 mil pesos; 40 de 15 mil y los restantes serán de entre 500 y diez mil pesos.

Mientras que para los comercios habrá recompensas de 250 mil pesos, 15 mil y seis mil 650 pesos.

El sorteo se realizará el próximo 7 de diciembre a las 12:00 horas en las oficinas centrales del SAT, con acceso libre y gratuito al público general. Los resultados se darán en los próximos tres días hábiles posteriores a la rifa; a través de la página http://omawww.sat.gob.mx/sorteoelbuenfin.

Si quieres conocer las tiendas participantes, ingresa a la liga https://www.elbuenfin.org/

TE PODRÍA INTERESAR: SAT decomisa 10 mil pruebas ilegales de Covid

Participa en el sorteo del SAT por el Buen Fin; estrategia es clave en la reactivación

Esta edición del buen fin ha sido más larga porque es uno de los reactivadores económicos más importantes tras la crisis sanitaria del Covid-19, y es una de las apuestas del Gobierno federal para incentivar al mercado interno y fomentar el comercio formal.

Aunado a ello, las autoridades extendieron a la población el exhorto para respetar las medidas sanitarias, como evitar el uso del efectivo, y realizar las compras físicas de manera individual, para no saturar los establecimientos ni las calles.

También recordaron a los negocios que deben mantener la toma de temperatura y proporcionar gel antibacterial, así como exigir el uso del cubrebocas a los clientes, pudiendo negar el acceso a quienes se nieguen.

Con información de El Economista

No Comments Yet

Comments are closed