¿Qué fue de Playa Espíritu?, el ambicioso proyecto turístico de Calderón

¿Qué fue de Playa Espíritu_, el ambicioso proyecto turístico de Calderón

¿Qué fue de Playa Espíritu? Conocido como el ambicioso proyecto turístico de Calderón, que pondría a México en el top 10 de los países más visitados del mundo, la realidad es que nadie compró ninguno de los cinco mil lotes y las únicas beneficiadas fueron algunas empresas constructoras y de publicidad, propiedad de políticos, o investigadas por lavado de dinero.

De acuerdo con las investigaciones, construir el desarrollo, nombrarlo y darle mantenimiento costó mil 380 millones 748 mil 693 pesos, entre 2009 y 2018, durante los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

El simple terreno costó mil 209 millones de pesos, pagados a Antonio Toledo Corro, quien gobernó Sinaloa de 1981 a 1986; aunque al principio la compra se haría por mil 200 millones, al final se añadieron hectáreas que sumaron 9.47 millones de pesos más.

De acuerdo con el exmandatario federal, Playa Espíritu sería un nuevo Cancún, pero dos veces más grande, y atraería siete mil millones de pesos de recursos federales en los siguientes 16 años.

En total, abarcaba 12 kilómetros de playa, casi 44 mil habitaciones de hotel, cinco mil 500 viviendas y 118 hectáreas de campos de golf, así como centros comerciales y canales para la navegación marítima interna.

TE PODRÍA INTERESAR: Una mentira confinó a todo un estado en Australia

¿Qué fue de Playa Espíritu? Conoce a los principales beneficiados

Una de las principales beneficiadas fue la Impulsora de Desarrollo Integral, de Víctor Ortiz Ensástegui, que se llevó el contrato mayor para poner terracerías, pavimentos, guarnición, rellenos de banqueta, agua potable y otros servicios en la zona urbana de Playa Espíritu, por 145 millones 597 mil 846 pesos, en julio de 2014.

Otra beneficiaria fue Materiales y Construcciones Villa Aguayo, empresa embargada por presunta actividad de delincuencia organizada durante el sexenio de Calderón. Su propietario, Fernando Alejandro Cano Martínez, fue prestanombres de Tomás Yarrington Rubalcava, ex gobernador de Tamaulipas, actualmente preso en Texas para responder por delitos por lavado de dinero, asociación delictuosa, fraude bancario y falsificación de identidad.

Otra beneficiaria por Adjudicación Directa fue Ferreterías Malova, propiedad del ex gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, que cobró 98 mil 959 pesos por material de plomería.

Olabuenaga Chemistri, fundada por Ana María Olabuenaga y creadora del eslogan “Soy totalmente Palacio”, obtuvo127 millones mil 526 pesos para el desarrollo de campañas de difusión; sin embargo, 12 años después, no atrajo a un solo inversionista.

El presidente AMLO propone rifar los lotes

El 22 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso ponerle fin a lo que él llamó “otra transa”. Y propuso rifar los cinco mil lotes que nadie ha comprado en más de una década. “Desde que se compró no se ha hecho nada y no hay quien quiera comprarlo, por lo que está en análisis rifar los terrenos, tal como se hizo con el avión presidencial … Si no lo vendemos, porque ni modo que le metamos más dinero o a invertir en esto … si no se puede, estábamos pensando que como nos fue tan bien en lo de la rifa del avión presidencial, rifarlo”.

Con información de Agencias

No Comments Yet

Comments are closed