Quintana Roo, expuesto a cambio climático

Quintana Roo, expuesto a cambio climático

Uno de cada tres municipios en Quintana Roo es vulnerable al cambio climático, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo que genera consecuencias económicas y sociales.

En el caso de la entidad, hay incertidumbre en las modificaciones que se pudieran presentar en las lluvias, debido al efecto de la zona costera, la influencia de fenómenos como los huracanes o las oscilaciones globales como El Niño y La Niña.

Sin embargo, a largo plazo se identifica una clara tendencia a la disminución de la precipitación total anual y el incremento de la temperatura media.

Según la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) de Quintana Roo, que dirige Alfredo Arellano Guillermo, el cambio climático es un fenómeno que se manifiesta en un aumento de la temperatura promedio del planeta, directamente vinculada con el incremento en la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, producto de actividades humanas relacionadas con la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón) y el cambio de uso de suelo (deforestación).

La única defensa razonable ante el cambio climático es la reducción drástica de emisiones de dióxido de carbono, modificando el sistema energético y, por tanto, el económico, renunciando a la devoradora filosofía de desarrollo sin límites.

Se ha calculado que la esta bilización de la concentración efectiva de CO2 en la atmósfera requiere la disminución de emisiones de origen energético al 70% del nivel de 1990 para este 2020.

En México se han desarrollado modelos para identificar los municipios en mayor situación de vulnerabilidad.

Según datos, Quintana Roo reporta 28 declaratorias de emergencia, contingencia y desastres hidrometeorológicos.

ACCIONES RECIENTES

Arellano Guillermo anunció a finales de 2019 la propuesta de veda para 22 polígonos (9 mil 736 hectáreas aproximadamente) en los que se han presentado incendios ocasionados intencionalmente para cambio de uso de suelo, por actividades inmobiliarias y agropecuarias, siniestros recurrentes y por afectación importante de la biodiversidad.

A finales de 2019, la Sema ingresó a la consejería jurídica del estado la nueva ley de Desarrollo Forestal Sustentable, que generará instrumentos económicos y de desarrollo en beneficio de los dueños y poseedores de la riqueza forestal.

También te puede interesar: Analizan Atlas de Riesgo y el Cambio Climático en Sesión de la Comisión de Turismo y Ecología.

Participó en la reunión anual del Grupo de Trabajo de Gobernadores sobre Clima y Bosques, para frenar la deforestación y combatir el cambio climático.

Mediante la iniciativa del proyecto de descarbonización con el Grupo del Clima se promoverán actividades agropecuarias sustentables que favorezcan la mitigación de los efectos del cambio climático.

PROYECTO ADAPTUR

Integrantes del proyecto Adaptación al Cambio Climático basada en Ecosistemas con el Sector Turismo (Adaptur), informaron que estudios realizados en Cancún y la Riviera Maya muestran una vulnerabilidad costera muy alta y se prevén cambios climáticos durante los próximos 50 años: crecimiento del nivel del mar de 3mm y pérdida de playas de 6-16 metros anualmente.

También aumento de temperatura media anual de 0.4 grados hasta 3.3 grados Celsius; incremento de mareas de tormentas y huracanes, así como disminución de lluvias de 15% a 21% con alto grado de incertidumbre e inundaciones por lluvias extremas.

En el sector turístico a nivel global, tan solo entre los años 2000 y 2014, se ha cuantificado una pérdida anual por daños climáticos de hasta 14 mil 700 billones de dólares, lo que representa 30% más que en los 20 años anteriores.

RETOS

Para la consultora, el aumento en la temperatura y el incremento de nutrientes en el mar por descargas de aguas negras, intensificarán el arribo de sargazo a la zona, además se ha detectado que entre 40 y 60% de los corales entre Xcalak e Isla Contoy presentan la enfermedad de la “plaga blanca”, descubierta en verano pasado y que se dispersa rápidamente, sin que hasta el momento se haya determinado en agente patógeno, y por lo tanto no hay tratamiento efectivo.

LABORES

Adelantó que se deberá elaborar un análisis económico sobre el impacto del cambio climático para el sector turístico, así como apoyar la integración de criterios y medidas de adaptación en planes y procesos de la industria, y por último, facilitar el diálogo público-privado para buscar soluciones compartidas.

LO RECOMENDABLE PARA ESTE AÑO

  • El 30% del consumo de electricidad provenga de energía renovable.
  • Crear un plan para que las ciudades y estados abandonen la energía de combustibles fósiles en 2050.
  • El 15% de todos los vehículos nuevos tendrán que ser eléctricos.
  • Reducir las emisiones provocadas por deforestación.
  • Tener un plan para reducir a la mitad las emisiones provocadas por deforestación para 2050.
  • Incentivar a que el sector financiero emita más “bonos ecológicos”, para apoyar los esfuerzos de mitigación del cambio climático.

Por Elisa Rodríguez

No Comments Yet

Comments are closed