Conectate con nosotros

El planeado radicalismo latinoamericano de izquierda

JOSÉ UREÑA

Opinión

El planeado radicalismo latinoamericano de izquierda

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS QUINTANA ROO

La ruta se trazó desde 2018.

Y a partir de 2019 se le dio forma de manera sistemática y paulatina desde distintos organismos multilaterales.

El acercamiento se ideó con gobiernos amigos.

La lista no es muy larga, pero sí muy significativa: la Cuba castrista, la Argentina de los Fernández, la Bolivia de Evo Morales…

Oh, Evo Morales.

Él representa el símbolo de ese giro diplomático por cuanto significó cuando su ejército le cerró el paso a otra reelección más o acaso a la perpetuación en el poder.

Marcelo Ebrard planeó, y de inmediato recibió la anuencia, para traer al depuesto presidente en un periplo aéreo de muchos países y muchas escalas.

El resto de la historia no fue favorable, como ha quedado claro.

El Gobierno de Donald Trump no estuvo de acuerdo y usted disculpe, don Evo pero tenemos que sacarlo un tiempo del país.

Y él, tan humillado como Fidel Castro cuando el vergonzoso comes y te vas de Vicente Fox, simplemente se subió al avión y se fue…

Primero a la Cuba de sus amigos Fidel y Raúl Castro para de ahí planear su regreso a Bolivia previa égida de los argentinos Alberto y Cristina Fernández.

LEER MÁS INFORMACIÓN Muere de Covid-19 hombre que se mofaba de vacunas

ESTUDIOS CON IDEOLOGÍA

A la par de aquellos hechos se daban otros.

Los organismos internacionales con sede en México recibieron la orden de atender preferentemente a los gobiernos amigos.

Fue el caso de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), de la cual son miembros 18 naciones distintas y hoy está a cargo de Josette Altmann Borbón.

O la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS), cuya situación creó escándalo por los ataques a Gibrán Ramírez cuando lo vieron como obstáculo para aupar en Morena a Mario Delgado.

Es el mismo caso del Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS), pero no vale la pena redundar en más ejemplos.

Simplemente narrar: las preferencias por los gobiernos de izquierda llevaron a otro desvío: a privilegiar investigaciones con giro ideológico y no académico.

LEER MÁS INFORMACIÓN ¿Quién ganará la batalla entre la Fed y el Covid-19?

LAS CLASES A DISTANCIA

1.- Dice la voz presidencial:

(Soy partidario) “de que a finales de agosto regresemos a clases porque ya no es posible ni conveniente que se continúen con clases a distancia”.

Pero los acuerdos con empresarios no dejan duda: seguirán esas clases a distancia, haya o no reapertura de salones.

De otra manera, no se llegará a extensos núcleos estudiantiles y sobre todo a más de seis millones de pueblos y rancherías marginados para los cuales Televisa de Emilio Azcárraga es la única con infraestructura para atenderlos.

2.- Los perdedores y la lentitud de los organismos electorales impide la normalidad administrativa.

Lo vemos ahora en Tlalpan, donde la alcaldesa electa Alfa González no ha podido avanzar en el proceso de transición por culpa de la actual Patricia Aceves.

Mal antecedente si el secretario general de Gobierno, Martí Batres, no resuelve como le ha pedido la alianza de ediles electos de la oposición.

Y 3.- Se ve en lontananza el fin de los conflictos en la Universidad de las Américas Puebla.

Sobre todo porque, como se ha anunciado, autoridades federales han entrado a investigar operaciones durante el ejercicio de Luis Ernesto Derbez.

Destaque usted el SAT y de la UIF por el uso de factureras y porque con Derbez habrían participado varios colaboradores en un gran diseño de engaño al fisco y a la institución.

 

Síguenos en Google News y mantente informado las 24 Horas

 

 

Más en Opinión

Arriba