Cancun Municipios Principal

“Reciclaje” del centro de Cancún debe buscar la “cohesión social”

CANCÚN, Q. Roo.— Tayde Fávila Soriano, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, dijo que el “reciclaje” del centro de Cancún, propuesto en el Plan de Desarrollo Urbano de Benito Juárez no es sólo un tema de inversión, pues tiene que ver también con la cohesión social, uno de los tres factores necesarios para lograr un cambio verdadero.

Los otros dos elementos básicos son la sustentabilidad y la sostenibilidad, pero la cohesión social nos corresponde a todos, hay que contribuir y aportar buenas ideas porque en ésta entran elementos como la cultura, la integración, la inclusión, las mujeres y los niños, que deben volver a caminar por los parques sin preocupación por la seguridad, apuntó.

Recientemente el sector empresarial agrupado en torno a la Coparmex se manifestó a favor de un desarrollo urbano que dé como resultado “una ciudad densa, compacta, ‘policéntrica’, con menos ocupación del suelo y un crecimiento vertical, que privilegie el rescate de terrenos públicos y evite la deforestación de la selva”.

Nos falta mucha realización para poder ejecutar el “reciclaje” porque, efectivamente, hay una deficiencia de infraestructura que tiene que ver con un tema administrativo y con recursos.

Sin embargo, continuó, para subsanar esa deficiencia hay recursos de particulares, públicos e institucionales que se pueden gestionar en Banobras y otras instituciones financieras, incluso internacionales, que pueden coadyuvar en este tipo de inversiones, de modo que, lo que falta es organización.

Miguel Ángel Lemus Mateos, presidente de la Comisión de Desarrollo Inmobiliario y Vivienda de la Coparmex opinó, por su parte, que el PDU es ejemplo de planeación.

Los programas municipales de desarrollo urbano son el instrumento más adecuado de planeación, que contiene disposiciones jurídicas y urbanísticas para planear y regular el ordenamiento de los asentamientos humanos en el territorio municipal, apuntó.

Los lineamientos que se tomaron son de ONU-Hábitat, amén de los que marcan Semarnat, la Sema y Desarrollo Urbano del municipio. Ahora tenemos que ponerlo a funcionar y empezar a trabajar en las etapas correspondientes.

Por último, apuntó que el PDU se puede modificar, se puede ajustar porque no es letra muerta, es un instrumento de planeación viva que le permitirá planear las inversiones correspondientes a la infraestructura.

Con información de Infoqroo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *