Felipe Carillo Puerto HomeMunicipios

Reforma debe privilegiar a mayas de Quintana Roo

Por Eugenio Pacheco

CARRILLO PUERTO.- La comunidad indígena maya de Quintana Roo debe tener atención privilegiada en el combate a la pobreza, desde la aplicación de la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, que ya ha sido enviada al Poder Ejecutivo para su promulgación, consideró José Esquivel Vargas, presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto.

Dijo que es importante que en esta nueva ley se tome en cuenta principalmente a las poblaciones originarias de Quintana Roo, que continúan siendo referente y un atractivo turístico internacional, pero que no ven reflejado los beneficios que esta industria debiera derramar a su favor.

Considero que si la entidad figura como una de las regiones más productivas en la industria sin chimeneas, también existen zonas con rezagos sociales que deben atenderse aplicando ganancias que deja este sector, para la atención de las carencias de las comunidades de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Tulum.

En ese sentido subrayó: “En la zona maya, aunque es muy difícil la situación, no se nota tanto por los esfuerzos que la administración estatal realiza para reconocer y atender las necesidades sociales y combatir la pobreza,
pero en gran parte de México es obvia la ausencia de normas instituciones y políticas públicas que realmente los confiera como sujetos de derecho”.

“Chak Mex”, como comúnmente se le conoce al presidente municipal al interior de las comunidades mayas, dijo que, si se cumplen las promesas y expectativas planteadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, no habrá pretexto para que deje de atenderse y aumentar el diseño de estrategias a favor de este pueblo.

REFORMA, BENÉFICA

José Esquivel Vargas recordó que el instituto nacional sustituirá a la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), que se quedó corta en la atención de demandas de energía eléctrica, pavimentación, vivienda, entre otros.

Con la nueva disposición mejorará la atención en materia de desarrollo social, entre otras demandas de los habitantes de las comunidades de Quintana Roo.

Expresó su esperanza en que la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas será el instrumento que pondrá en el centro de la atención social a las comunidades, para que los proyectos de desarrollo o las obras que se realicen en los pueblos tengan el consenso de sus habitantes, y no se les atienda con políticas asistencialistas.

Recordó que con esa ley se diseñará la institución con la que la federación atenderá a los grupos indígenas del país, entre ellos a los más de 400 mil mayas que habitan en Quintana Roo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *