Conectate con nosotros

Da Quintana Roo ejemplo de manejo epidemiológico

Da Quintana Roo ejemplo de manejo epidemiológico

Desglose. Destina 1.4 mmdp a compra de medicamentos, reconversión hospitalaria y equipamiento de unidades médicas, indican las entidades públicas

QUINTANA ROO.- El Gobierno local ha ejercido 1.4 mil millones de pesos en la atención de la emergencia sanitaria por coronavirus en el estado; destinados a la compra de medicamentos, reconversión de hospitales, equipamiento de las unidades médicas y gastos extraordinarios, señala el informe entregado por entes públicos al Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales de Quintana Roo (Idaipqroo), por solicitud e iniciativa del Comité de Participación Ciudadana (CPC).

El primer caso de coronavirus en la entidad se confirmó el 13 de marzo pasado, se trató de una ciudadana italiana que arribó con síntomas al Aeropuerto Internacional de Cancún (AIC).

Desde entonces, inició la primera etapa de la pandemia, la de exportación de casos; con el
tiempo, estos fueron contagiando a personas locales y la transmisión comunitaria comenzó a tomar forma, mientras el virus se propagaba a velocidad de vértigo, sobre todo, en la zona norte de Quintana Roo. 

Para junio y julio, tres meses después del primer caso confirmado, la pandemia se ubicaba
en el pico máximo de la curva epidémica, de acuerdo con la secretaria de Salud, Alejandra Aguirre Crespo.

Actualmente, hay 20 mil 115 casos positivos y dos mil 387 personas han perdido la vida por esta enfermedad en la entidad.

PODRÍA INTERESARTE: Aplican vacuna a personal de los hospitales privados

INICIATIVA SOLIDARIA

Para hacer frente a la pandemia en el territorio estatal, el gobernador Carlos Joaquín González trazó una estrategia denominada Juntos Saldremos Adelante.

La primera fase consistió en sumarse al decreto federal de suspensión de actividades no esenciales, desde finales de marzo. La economía nacional se detuvo desde
entonces, incluido el turismo, principal actividad en la entidad.

Las consecuencias se manifestaron de inmediato: a inicios de junio, el IMSS informaba sobre la pérdida de empleos, siendo Ciudad de México y Quintana Roo las entidades con más bajas.

Quintana Roo perdió para junio 83 mil empleos, la mayoría del sector turístico y de la construcción. Para abril y mayo, la ocupación hotelera estuvo en su peor momento en más de una década, pues llegó a colocarse por debajo del 10%; incluso, del 5% en algunos destinos del sur.

Con información de Redacción

Más en

Arriba