El ejercicio que realices, debe ser acorde a tu edad

México.- Es importante saber que tipo de ejercicio hacer según tu edad, así lo disfrutarás más logrando tu objetivo. Aquí te compartimos algunas rutinas que puedes emplear en las diferentes etapas de la vida, prepárate y lleva un vida saludable:

A los veinte

Esta es la edad que más se adapta a todos los ejercicios, pues tu metabolismo es rápido, puedes quemar calorías realizando actividades cardiovasculares. Para tener una rutina completa combina las pesas, el cardio o aeróbics.

Comienza con entrenamientos de alta intensidad como: gimnasia aeróbica, correr al aire libre, spinning, zumba, entre otras con una frecuencia de 75 a 90 minutos al día hasta 5 veces por semana.

A los treinta

En esta etapa tu organismo alcanza el punto más elevado de masa ósea, por lo que se recomienda cuidados más específicos, comienza realizando un consumo cotidiano de alimentos ricos en calcio, legumbres, verduras de hoja verde, frutas con aporte de vitamina C.

La intensidad de los ejercicios debe ser más moderada, pero en lapsos más prolongados, ya que lo que más interesa es quemar grasa y fortalecer el corazón. Incluye en tu rutina ejercicios específicos en máquinas o pesas, más cardio, corre de manera moderada, entrenamiento funciona en un lapso de 60 a 75 minutos, 4 o 5 veces por semana.

A los cuarenta

En esta etapa se recomienda disminuir el consumo de grasa de origen animal; es mejor consumir comida a la plancha, pescado y aceite de oliva. Y realizar entrenamientos que esté más enfocado en evitar la pérdida de fuerza, mantener el tono y la resistencia física.

Realizar ejercicio cardiovascular y deportes de menor impacto. Actividades acuáticas, baile, bicicleta, yoga y pilates son ideales para ti. No olvides que realizar un calentamiento antes de cualquiera de estas actividades es indispensable.

A los cincuenta años o más

A partir de esta etapa hay una pérdida importante de masa muscular equivalente a casi el 65% y la fuerza física también decae, por lo que debe haber una ingesta alta de vegetales y frutas no procesados y proteína animal; alto consumo de lácteos, pescado, frutos secos y derivados de soya para prevenir la descalcificación.

Tu rutina no necesariamente debe implicar cargar peso, pero si trabajar hasta sentir fatiga muscular por zonas. Las disciplinas ideales para esta etapa son el yoga, pilates, taichi y sus variantes acuáticas o caminatas a paso acelerado, realizar estas actividades entre 45 o 60 minutos entre 3 y 6 días por semana.

Ahora que ya conoces el tipo de ejercicio que va conforme a tu edad, comienza a practicarlos, recuerda que mientras más acostumbrado esté tu cuerpo a realizar actividad física, será más sencillo mantener ese ritmo y gozar de los beneficios que esto traerá a tu vida.

Con información del Debate

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.