Conectate con nosotros

Twitter, el escandaloso piar que alcanzó a millones y cambió el mundo para siempre

Tecnología

Twitter, el escandaloso piar que alcanzó a millones y cambió el mundo para siempre

Hoy, hace 15 años se publicó el primer tuit; al paso de los años la empresa del ave ha redefinido la comunicación en tiempo real.

Este 21 de marzo se cumplen 15 años de la publicación del primer tuit automático en Twitter, elaborado por el fundador de la compañía, Jack Dorsey, simplemente decía “configurando mi twttr” (14:50 horas); tiempo después se lanzó el primer tuit generado por un ser humano, cuando él escribió “invitando a mis compañeros de trabajo” (15:06 horas).

La compañía, pionera en la comunicación global nació como el primer sitio de microbbloging, pues sólo permitía escribir 140 caracteres antes de “tuitear“.

Originalmente el Pájaro Azul se creó como una plataforma para que los empleados de Odeo (compañía de podcast) se comunicaran y compartieran contenido insulso, pero tras unos años de estar en el mercado, y confundir a no pocos en la cuestión de su funcionalidad -por el límite de caracteres-, sus cimientos como un gigante de la comunicación global, capaz de marcar tendencias políticas, sociales, culturales y un largo etcétera fue un simple mensaje el 3 de agosto de 2006.

La madrugada de ese día, se registró un ligero sismo de 4.4 grados en San Francisco, que fue percibido sólo por algunos. He ahí el comienzo del “tiempo real” en las redes sociales.

Entre los usuarios de ese entonces, se intercambiaron mensajes, “¿Alguien acaba de notar el terremoto?”,”Acabo de notar ese terremoto. Nadie más aquí lo notó”,”¡Maldición, siempre me los pierdo!”; Bis Stone, uno de los cuatro fundadores de los “píos” explica en el blog de la compañía que su esposa no le daba crédito a su palabra sobre el sismo… hasta que Twitter le dio la razón.

A casi dos décadas de distancia, 500 millones de usuarios, y estar en el centro de la discusión sobre los límites de la libertad de expresión, la compañía tomó una de sus más arriesgadas decisiones (más, incluso que aumentar el límite de caracteres permitidos, 140 a 280 en 2017), cerrar de manera permanente la cuenta del expresidente, Donald Trump, luego de que una serie de publicaciones suyas se consideraran “incitación al odio” tras la toma del Capitolio.

Para este punto, la plataforma ya había pasado por una serie de eventos que la consolidaron como una de las mejores fuentes de información -incluso para los medios tradicionales-; el aterrizaje de emergencia en el Hudson, el terremoto de Haití, un gran crisol de propaganda política.

Tras diversos altibajos, el Ave Azul estuvo en el centro del debate, junto a sus competidoras como Facebook durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, cuando se discutió si limitar la difusión de información falsa era limitar la libertad de expresión.

Curiosamente, la misma red sociodigital no despegó por sí misma completamente, fueron los usuarios quienes la consolidaron, poco a poco fue ganando terreno: en 2007 el primer hashtag lo creó/usó Chris Messina, en agosto de ese año.

Luego vienen los Juegos Olímpicos de Pekín, la Eurocopa, el Mundial de 2010 y varios Superbowl destacan su importancia como fuente de datos para los medios de comunicación; en su momento, Ashton Kutcher le ganó por “pelos” a la CNN en ser el primer usuario con un millón de seguidores (17 de abril de 2009).

Sus 140/280 caracteres han sido parte de acontecimientos históricos del siglo XXI: la Primavera Árabe, el 15M en España, el Occupy en Estados Unidos, las protestas en Grecia, la invasión de Ucrania, y más cercano a nosotros, el BlackLivesMatter.

Ha sido parte de acontecimientos irrepetibles: la NASA avisando que hay agua en Marte (19 de junio de 2008); Mike Massimino, tuiteó desde el espacio (12 de mayo de 2009), y lo que falta…

En datos:

Se estiman 500 millones de usuarios, con 65 millones de tweets diarios; más de 800 mil peticiones de búsqueda diarias. Factura 2.500 millones de dólares anuales y su valor en bolsa es superior a los 10.000 millones de dólares.

 

Con información de: Redacción

Más en Tecnología

Arriba